La diseñadora y colaboradora de televisión ha sorprendido a sus fans combinado el chándal de Mango más bonito del momento con un bolso de Dior de 2.500 €.


La gran Martirio cantaba en los 80, mucho antes de que la moda sporty chic inundase escaparates y redes sociales, que ella iba «con chándal y tacones, arregla’ pero informal». Una letra que parece que ahora está más a la orden del día que nunca. Tras la fiebre del estilo comfy y la reinvención del chándal, una prenda todoterreno que ya funciona tanto en looks deportivos como en estilismos casual; son muchas las famosas que han sacado sus prendas de sport a la calle y las han combinado con los complementos más elegantes y arreglados. Una tendencia que hace tan solo un par de décadas no podríamos ni imaginar y que ahora, celebs, influencers y todas nosotras seguimos como buenas amantes de lo fashion.

La última, sin lugar a dudas, ha sido Vicky Martín Berrocal; que, si bien no se ha subido a unos buenos tacones y ha preferido optar por unas sencillas sneakers blancas, ha decidido combinar un maravilloso chándal de la última colección de Mango con un complemento de lo más llamativo: un bolso de Dior de 2.500 euros. ¡Eso sí que es ir arreglada pero informal!

El chándal de Mango que Vicky Martín Berrocal ha combinado con un bolso de Dior

La diseñadora, madre de Alba Díaz y colaboradora de televisión ha sorprendido a todos sus seguidores de Instagram posando por El Rocío (Huelva) con un chándal de lo más llamativo. Formado por un pantalón de corte recto y detalle de pinzas y una sudadera crop con capucha y fruncidos en las mangas; el dos piezas deportivo nos enamoraba gracias a su favorecedor color beige. Firmado por Mango, los pantalones tienen un precio de 29,99 euros y la sudadera, aunque ya agotada, también costaba lo mismo. Sin embargo, y a pesar de que el conjunto no podía gustarnos más, lo que más nos ha llamado la atención ha sido la forma en la que la andaluza ha combinado su look.

Al tratarse de un chándal, hubiésemos esperado que Vicky Martín Berrocal rematara su estilismo con una bolsa de gimnasio, una riñonera o una mochila. No obstante, ella ha querido elevar su modelito con un bolso de Dior de 2.500 euros. Concretamente, el modelo Book Tote con bordado oblique en un bonito tono borgoña. Un bolso que triunfó el verano pasado en todas las playas como el complemento perfecto de la ropa de baño y que ahora ella lo lleva con un look deportivo de lo más acertado. ¿Qué os parece a vosotras?