Sarah Jessica Parker, Cynthia Nixon y Kristin Davis vuelven a la carga con la nueva entrega de la serie con la que saltaron a la fama, pero también con nuevos estilismos que nos dejan ver qué se va a llevar en la nueva temporada. Estas son las tendencias que vemos en la secuela de ‘Sexo en Nueva York’.


El retorno de las protagonistas de ‘Sexo en Nueva York’ es quizá una de las producciones que más polvareda ha levantado. Y no solo por lo cinematográfico. La serie que encabezaba Sara Jessica Parker se convirtió en su día en una máquina de generar y representar las tendencias más destacadas de la temporada y su nueva entrega tiene todos los visos de seguir haciéndolo.

La vuelta de las chicas a la ciudad… sin Samantha

Tres de las cuatro actrices que conformaban el elenco original -Sarah Jessica Parker, Kristin Davis y Cynthia Nixon- han vuelto a meterse en la piel de sus personajes. Se ha quedado fuera Kim Katrall, que interpretaba a Samantha y que ha renunciado a aparecer en la serie o en cualquiera de sus precuelas o secuelas.

Pero Carrie, Charlotte y Miranda sigue adelante en esta secuela que se llamará Just like that’. Lo que ahora están grabando las tres actrices se emitirá en HBO Max en un formato miniserie que estará formado por diez capítulos.

El rodaje comenzó hace unas semanas y desde entonces los fotógrafos han logrado captar algunas instantáneas que, si bien no dejan claro nada de la trama, sí que dan algunas pistas estilísticas. Y, como sucedía en la serie original, Carrie Bradshaw y compañía se adelantan a lo que se va a llevar.

La superposición de prendas

Entre las nuevas tendencias a las que ellas se han adelantado está la de la superposición de prendas. Se aprecia en una escena en la que Charlotte (Kristin Davis) se coloca un vestido de cóctel sobre una camiseta básica de algodón. Pero es Carrie la que una vez más marca la pauta al hacer lo mismo, pero con una camisa azul bajo un vestido boho de tirantes.

El vestido, por cierto, ha causado cierto revuelo y aunque es de la firma Raga, más de uno apostaba por que era de un clon de la firma Forever 21. Sea como fuere, ese supuesto cambio al ‘low cost’ de un personaje con un armario lleno de manolos no ha sido bien visto por todos los seguidores de la serie, que quizá esperaban una tendencia hacia otros sectores, como lo ‘eco friendly’.

Los largos y los estampados

Otra de las tendencias más claras en el vestuario de la serie la marcan los largos. Los vestidos son midi o llegan hasta los pies y se mezclan con pantalones que se alejan de los pitillos y apuestan por anchos tipo palazzo.

Y si hay algo que tengan claro los estilistas de la nueva etapa de la serie, son los estampados. Los que arrasan este verano y los que vienen para el otoño. Así, vemos a Sarah Jessica en una de las escenas con una falda vichy, el claro vencedor de esta temporada. Pero en otra de las que se están rodando estos días, lo hace con un vestido más elegante en el que prima el que será el rey del otoño: el estampado de lunares.