Donna Karan no solo es una diseñadora de moda estadounidense, sino también una de las personas más influyentes en su sector.


Creadora de la línea de ropa Donna Karan New York, es una mujer que ha dejado un impacto y una impronta duradera con todos sus trabajos y diseños. Sin ir más lejos, buena parte de la elegancia y el estilismo de Nueva York llevan su nombre. 

Su infancia y sus primeros trabajos

El nombre original de Donna Karan es el de Donna Ivy Faske. Nacida el 2 de octubre de 1948 en Forest Hills (Nueva York), desde muy temprana edad se trasladó a vivir a Long Island. Muy pronto se vio imbuida por el mundo de la moda, ya que su madre trabajaba como modelo y representante de ventas en una sala de exposiciones en Nueva York, mientras que su padrastro se ganaba la vida como sastre y diseñador de trajes. 

La influencia de la familia Karan fue evidente en sus primeros años de vida. Con solo 14 años, dejó la escuela y comenzó a trabajar como dependienta en una pequeña boutique local, aunque para ello tuviera que mentir sobre su verdad y decir que era más mayor. En 1968, y gracias a la recomendación del diseñador Chester Weinberg, jefe de su madre, Donna Karan fue aceptada para ingresar en la prestigiosa Parsons School of Design de la ciudad de Nueva York. 

Anne Klein 

Mientras estudiaba en esta escuela, Donna consiguió un exclusivo trabajo de verano para la diseñadora Anne Klein. Su trabajo allí despertó tanta admiración que apenas dos años después fue nombrada diseñadora de la casa. A los 26 años, Doran, quien para aquel entonces ya estaba casada con su primer esposo, Mark Karan, fue elegida diseñadora principal en Anne Klein. 

El ascenso de Karan hasta la cima de la firma Anne Klein se produjo poco después de la muerte por cáncer de la diseñadora fundadora en 1974. Bajo la dirección de Karan, y con la ayuda de su amigo, compañero y diseñador Luis Dell’Ollio, la marca de Anne Klein volvió a brillar con luz propia en el firmamento de la moda. 

Sin ir más lejos, ambos recibieron en 1977 y 1981 el premio Coty American Fashion Critics Award, siendo además incluidos en el Salón de la Fama de la Moda. La nueva compañía Klein floreció en gran parte gracias a la comercialización de una línea de diseño no tan exclusiva, Anne Klein II, que se estrenó en 1983 y le supuso todo un éxito para la firma.

DONNA KARAN

Su primera colección femenina y Stephan Weiss

En 1984, ya divorciada seis años atrás de su primer esposo Mark, Donna decidió crear su propia firma. Para ello, contó con un capital inicial proporcionado por Tomio Taki, presidente de una sucursal estadounidense de una empresa textil japonesa. Así fue como pudo lanzar Donna Karan Company

Apoyándola a su lado estaba Stephan Weiss, su segundo esposo y con quien se había casado en 1983. El estilo de vida casi contemplativo de este pintor y escultor ayudó a compensar la personalidad a veces demasiado intensa de su esposa. Con Weiss a su lado, Karan dejó Anne Klein y estrenó su primera colección femenina en 1985. 

Desde el principio, Karan quiso ofrecer diseños modernos para gente moderna. Su asociación con Weiss seguía siendo tremendamente valiosa. Tanto es así que muchos críticos opinan hoy que la mayoría de las colecciones de ropa para hombres de Donna Karan de aquella época estuvieron influenciadas por Weiss, quien por cierto fallecería de cáncer de pulmón en 2001. 

Los primeros perfumes de Donna Karan

En 1992, cuando Karan lanzó al mercado su primer perfume, ordenó a sus creadores que hicieran una fragancia que oliera a lirios de Casablanca, gamuza roja y a la parte posterior del cuello de Stephan Weiss. A partir de este año y este primer perfume, la diseñadora creó una serie de atractivas fragancias caracterizadas por un espíritu muy urbano. 

Los perfumes de Donna Karan son intensos y florales. Sin embargo, también se combinan con las fragancias de la línea DKNY, más cítricos y frescos, pero destinados a un tipo de mujer urbana y vital. Son fragancias que ofrecen una personalidad propia a quien las lleva.

DONNA KARAN

En 1988, y siendo consciente de la necesidad de crear una línea de moda más asequible, Karan lanzó Donna Karan New York (DKNY), una colección para mujeres influenciada por su línea original Signature. Poco después, en 1990, desarrolló DKNY Jeans y en 1992 lanzó DKNY para hombres.

Desde entonces, Donna Karan ha creado una gran cantidad de productos bajo las siglas DKNY, incluyendo desde ropa para niños hasta muebles.  

Gracias a todos estos trabajos, Donna Karan ha recibido numerosos elogios por parte de la crítica. Destacan de ella el hecho de combinar telas suaves y colores neutros. Pero si por algo fue reconocida en realidad es por sus trajes exclusivos, sus mallas oscuras, las faldas de sarong, las chaquetas ajustadas y las joyas pesadas. 

La venta de la compañía

Ya en el año 2001, Donna Karan vendió su compañía a LVMH, Moet Henessy Louis Vuitton, un conglomerado de lujo francés. Se estima que la venta se produjo en torno a los 650 millones de dólares. Como parte de la misma, Donna Karan acordó permanecer como diseñadora de la marca. 

A lo largo de todos estos años, Karan ha recibido numerosos premios y distinciones por todo el mundo. En el año 2003 se convirtió en la primera estadounidense en recibir el Fashion Group International’s “Superstar Award”. Al año siguiente, recibía el prestigioso Lifetime Achievement Award del Consejo de Diseñadores de Moda de América. 

Donna Karan publicó su autobiografía, The Journey of a Woman, en el año 2004. Ya en 2015, renunció como jefa de su propio sello para dedicar todo su tiempo a Urban Zen, una marca de estilo de vida que lanzó en 2007 y que incluye ropa, accesorios y artículos de bienestar personal. 

Aún hoy se sigue elogiando internacionalmente la simplicidad y la comodidad de sus diseños.