La presentadora de ‘La última cena’ deslumbró en el último programa con un vestido plateado de lentejuelas que ya llevó su hija, Anna Ferrer, en Navidad.


Bajo la batuta de Paz Padilla, La última cena sigue regalándonos alguno de los momentos más divertidos de la televisión veraniega. Entre ellos, ver a muchos de los colaboradores de Telecinco bailar alocadamente en el plató; llorar de la risa con Josep Ferré imitando a Esperanza Aguirre; o presenciar un alucinante duelo culinario entre Chabelita Pantoja y Asraf Bueno. ¡Un no parar, vamos! Que este original concurso de cocina nos iba a dar grandes momentazos lo teníamos claro. No obstante, lo que no sabíamos es que este formato nos podía ofrecer lecciones del más elegante y exquisito estilo. Y eso es justamente lo que ocurrió ayer cuando la presentadora nos sorprendía a todos envuelta en un maravilloso vestido de lentejuelas plateadas.

Paz Padilla, que cuando dice de arreglarse se convierte en toda una princesa de cuento, logró dejarnos a todos con la boca abierta gracias al vestido plateado de lentejuelas que decidió llevar en el último programa de La última cena. Un diseño firmado por Alejandro de Miguel con el que la presentadora deslumbró como nunca antes y que, sin embargo, sí que nos resultaba familiar. Y es que el modelo que la gaditana eligió en la pasada noche del jueves era prácticamente idéntico a uno que llevó su hija, Anna Ferrer Padilla, en las fiestas de Navidad pasadas.

Paz Padilla y Anna Ferrer Padilla unidas por un mismo vestido de lentejuelas

Se trata, antes que nada, de un precioso vestido largo hasta el suelo, entallado en el cuerpo y con bajo ligeramente evasé que, en un brillante color plateado, hace deslumbrar a cualquiera. La joven influencer, que lo lució primero en la Navidad del año pasado como parte de la campaña publicitaria de la firma, estaba espectacular enfundada en este bonito diseño. ¡Pero su madre no ha sido menos! Paz Padilla, que ha llevado un modelo prácticamente idéntico (a diferencia del escote, que en su caso es asimétrico y presenta un finísimo tirante en uno de los lados); no podía estar más guapa. La pieza de Alejandro de Miguel le sentaba como un guante y ella estaba encantada de lucirla por el plató. Por lo que compartió varias historias mencionando al diseñador y agradeciéndole todo lo que había hecho por ella. ¡Y no nos extraña! ¡Todas queremos un vestido tan alucinante como el suyo!