La actriz Paula Echevarría ha elegido para sus primeros días en Madrid un vestido todoterreno que tú también puedes copiarle.


Es versátil, está a medio camino entre los outfits veraniegos y los diseños otoñales. El vestido de Paula Echevarría es perfecto para esa vuelta a la ciudad tras unas semanas de sol y playa que muchos no quisieran que acabaran nunca, pero ofrece muchas otras opciones, porque se adapta a otros escenarios.

El comienzo del nuevo curso

La temporada ya ha comenzado para Paula Echevarría. La actriz asturiana ya está de vuelta en Madrid tras un verano en el que ha viajado de norte a sur de la península y ha disfrutado con su familia, a la que, además, ha sumado un integrante recientemente, su hijo Miguel, nacido en abril.

El inicio del curso la ha traído de nuevo a la capital desde donde ha recuperado una costumbre que nos encanta, la de compartir sus estilismos para que sus seguidores puedan coger inspiración si no saben qué ponerse estos días.

Un vestido para sobrevivir varias temporadas

El vestido que ha elegido para una semana en la que las altas temperaturas se mezclan con tormentas y con bajadas inusuales, es perfecto para esa locura de tiempo. Se trata de un vestido negro largo hasta el tobillo, con escote redondo y con dos discretas aberturas laterales.

El detalle más llamativo de la pieza son las mangas, que tienen volantes y que juegan ópticamente agrandando los hombros. Por lo que este tipo de diseños son ideales para quienes tengan las caderas un poco anchas y quieran igualar la silueta con los hombros.

Además, la silueta se ajusta con un cinturón del mismo color y tejido que el resto del vestido, pero es ahí donde podemos empezar a jugar para cambiar el diseño y adaptarlo al día, la noche o los cambios de temperatura. Porque con un cinturón en tonos camel y unos botines bajos o unos mule le daremos un punto otoñal para esos días más grises.

Básicos que mantener en el armario

El diseño y el color aceptan también toques más festivos que correrán siempre a cargo de los complementos, los encargados de obrar la transformación en un vestido que puede sobrevivir a varias temporadas, porque es un básico. De hecho, temporada tras temporada lo que nunca falla en ninguna tienda es la posibilidad de encontrar un vestido negro que nos sirva del fondo de armario.

El vestido de Paula es de la firma española Coosy, que lo tiene a la venta entre sus prendas de esta temporada. El precio es de 89 euros y sin duda, es una apuesta segura, porque esta temporada, más que nunca, todas las firmas tienen un vestido negro entre sus propuestas para el otoño e invierno de 2021.