La colaboradora de Telecinco nos ha enamorado a todas vistiendo de largo con un vestidazo estampado que no podía sentarle mejor.


Cuando Marta López se empeña en ser la mejor vestida de los estudios de Mediaset, siempre lo consigue. Y es que si algo tiene la colaboradora de Sálvame y de la sección Fresh de Ya es mediodía es un estilo de lo más singular. Su forma de vestir logra atravesar las cámaras y enamorar a todo aquel que, plantado en su sofá, disfruta de la programación de la cadena. Algo que de lo que no todas pueden hacer gala, pues pocas consiguen levantar tantas pasiones con la ex gran hermana de origen extremeño. Su estilo es llamativo y cañero y con él intenta potenciar en todos y cada uno de sus looks su lado más sexy. Es por ello por lo que suele apostar por prendas cortas y escotes amplios, que le permitan mostrar un poco del cuerpo que tanto trabajo (y dinero) le ha costado conseguir. Sin embargo, en esta última ocasión; la tertuliana ha dejado a un lado las faldas mini y ha optado por ir de largo con un modelito que nos ha dejado con la boca abierta.

Marta López nos sorprende de largo con el vestido estampado más bonito de la primavera

Acostumbradas a verla luciendo pierna con las faldas más cortas de todo Telecinco y presumiendo de cuerpazo con los pantalones pitillo y las leggings más ceñidos del mercado; Marta López nos ha sorprendido a todos de largo en su última publicación de Instagram. Lo ha hecho con un vestido de lo más elegante que, si bien también le permitía mostrar sus piernas gracias a la gran abertura que presenta el diseño, lo hace de una forma tan sutil y original que no puede gustarnos más.

Se trata de un diseño de Marlacoco, firma de la que es imagen, elaborado 100% en satén, con manga larga y con detalle de botones en puño, cuello camisero y ribete de volante en el pecho. Más concretamente, del vestido Victoria de su última colección. Un modelo 79,95 euros cuyo estampado étnico; repleto de mandalas en tonos rojizos sobre fondo negro, ha conquistado a la colaboradora pero también a todas nosotras. Ella lo ha combinado de la mejor manera con unos botines camperos en color camel de la misma marca. Con un tacón de 6 centímetros y de inspiración cow boy, resultan el broche final (y más acertado) de un look que, sin duda, no puede gustarnos más.