La modelo recibió un premio solidario en la Gala Acción Social, donde se convirtió en la gran protagonista de la alfombra roja con su estupendo look


Después de un año sin fiestas, galas y alfombras rojas, la normalidad se está recuperando y con ella los eventos que tuvieron que cancelarse en los pasados meses. Ya lo vimos en el pasado Festival de Málaga, donde la alfombra roja se vivió casi con la normalidad de antaño, en las bodas pospuestas que se están celebrando en estas semanas, y en las fiestas previstas para estos meses de verano. La primera gran gala de la temporada se celebró en Madrid y tuvo como protagonista indiscutible a Mar Flores, quien se convirtió en la gran estrella del photocall, con un vestido totalmente bordado de lentejuelas que marcaba su espectacular figura.

La diseñadora acudió a la Gala Acción Social, celebrada en Madrid, donde recibió un Premio Latino por su labor solidaria. Un reconocimiento que le hizo mucha ilusión, por recibirlo en su propio país, pero que no es el primero que Mar tiene por una faceta solidaria, que desarrolla más alejada del foco público. Hace años fue nombrada embajadora de Woman Together para Latinoamérica y el Caribe y apoya a mujeres artesanas de distintos países de de América Latina, como Colombia. Por ello, en 2011 ya le concedieron el premio solidario en Naciones Unidas.

El mejor vestido para una gala muy especial

Pero esta gala tenía un sabor especial para ella y por ello quiso cuidar todos los detalles. Mar había pasado unos días de vacaciones en República Dominicana, de donde regresó relajada y con un favorecedor bronceado. Horas antes del evento ya quiso compartir con sus seguidores los preparativos, hasta el punto de mostrar las dos propuestas de vestidos para que al ayudaran a elegir. Al final, Mar se decantó por un vestido verde agua con estampado de flores en tonos empolvados y malva, y la elección no pudo ser mejor.

Mar recurrió a una de sus firmas favoritas de los últimos tiempos: Tot-Hom. El vestido totalmente bordado de lentejuelas, con cuello a la caja, sin manga, marcando el cuerpo y la falda de volantes es ideal para una fiesta de verano. Además de la línea y los paillettes, los tonos en verde agua y empolvados hicieron la elección todavía mejor para la gala.
También la modelo acertó de pleno al combinarlo con unas sandalias de tiras plateadas y unas llamativas pulseras de piedras en los mismos tonos del vestido.

Maquillaje y peinado

Para el look beauty, Mar confió en Cristo Rodríguez, que puso la atención en dar luz a los párpados y en las sombras naranja en la parte inferior del ojo, el gran protagonista de su maquillaje.
Para el peinado se decantó por la naturalidad, con su melena peinada con raya al medio y suaves ondas que daban el toque más fresco que es tendencia en los looks durante los meses de verano.
¿El resultado? Otro look 10 de Mar Flores.