Lydia Lozano ha vuelto a dar una lección de buen gusto en el plató de Sálvame gracias a un conjunto de lunares de lo más profesional.


Es una de las colaboradoras de Sálvame que más se hace notar y no es de extrañar. Lydia Lozano hace lo que le apetece cuando le apetece y esa espontaneidad la convierten en un personaje televisivo de lo más divertido. Puede bailarte el Chuminero, romper a llorar en medio del plató o dar una información de lo más relevante. Todo es posible con ella. Si su presencia ya es llamativa, sus estilismos no se quedan atrás. La periodista suele llevar looks coloristas, divertidos y llenos de energía energía. Vestidos repletos de color que tanto le caracterizan y que se han convertido en su seña de identidad. Sin embargo, hay momentos en lo que Lydia prefiere apostar por la profesionalidad más clásica en sus estilismos y son justamente esas ocasiones cuando ella nos regala sus looks más elegantes.

Si estamos acostumbrados a verla con vestidos a la rodilla, con la manga corta, al codo o francesa y rectos o ligeramente evasé pero siempre de lo más colorido; el pasado viernes la histriónica colaboradora nos sorprendía a todos con un conjunto de tres piezas en negro con detalles en camel. Cárdigan, blusa y culottes formaban el conjunto más inesperado (pero también acertado) de Lydia Lozano. Una combinación que destacaba por su sencillez y que nos dejó a todos con la boca abierta.

El look más sencillo de Lydia Lozano es también el más acertado

Dejando a un lado los colores vivos pero manteniendo las formas geométricas, la exconcursante de ¡Mira quién salta! lució el que, sin duda, es el estilismo perfecto para volver a la oficina. Cómodo, en color negro combinado con camel y muy elegante, el conjunto de chaqueta, pantalón y blusa con discretos lunares convierten a Lydia Lozano, sin duda, en una de las mejores vestidas de la nueva temporada.

El conjunto al completo pertenece a la nueva colección Otoño Invierno de Bip Bip, una pequeña marca zaragozana cuyos diseños, discretos pero eficaces, sirven para cualquier ocasión. El cárdigan y los culottes, elaborados en un cómodo tejido que parece punto, están decorados con detalles en color camel. Líneas y lunares que dan a la prenda un dinamismo de lo más sofisticado. La blusa, por su parte, elaborada en satén y con detalles de encaje, es el top lencero perfecto para las noches más especiales. La periodista madrileña remató el look con unos bonitos zapatos peep toes de ante también en color camel firmados por el diseñador Pedro Miralles. Un estilismo de 10 para una colaboradora de 10.