La influencer ha posado en su cuenta de Instagram con una falda repleta de colores que, sin duda, ya se ha convertido en una de nuestras favoritas de la temporada.


El tie-dye fue, sin lugar a dudas, el estampado más exitoso de la temporada primavera-verano 2020. Lleno de color y muy alegre, era justamente lo que todas necesitábamos tras haber pasado casi tres meses encerradas en casa. Se trata de un print que consigue hacer de una prenda aburrida, un pieza única.  En español, tie-dye viene a significar algo así como atar y teñir, que básicamente son los pasos en los que consiste esta maravillosa y original técnica. La pusieron de moda los hippies en los años 70 que con sus prendas descolorida luchaban contra la moda más convencional y contaminante y el verano pasado lo pudimos ver en las celebrities e influencers más importantes del momento. Si te gustaba esta tendencia, estás de suerte. Y es que todo apunta a que las prendas tie-dye vuelven esta temporada a teñir todas nuestras prendas. O si no que se lo digan a Laura Matamoros, que se ha adelantado a las altas temperaturas con una falda de lo más original.

La joven, que siempre suele probar las tendencias más llamativas antes que cualquiera, aún en pleno invierno en la capital, ha querido adelantarse a la primavera con una falda de estampado tie-dye que promete ser la prenda estrella durante los próximos meses. Y no nos extraña lo más mínimo, ya que se trata de una pieza extremadamente especial que no puede ser más bonita y que a ella le sienta de maravilla. ¡Y seguro que a ti también!

La falda que ha conquistado a Laura Matamoros y a todas nosotras

Se trata de una falda mini efecto pareo que, fruncida, drapeada y teñida con prácticamente todos los colores del arcoíris, se convierte en la clara protagonista de todos los looks en los que aparece. De bajo desigual y bastante corta, pertenece a la última colección de The Attico. Es una prenda que combina a la perfección con todo tipo de estilos. Eso sí, al ser tan sumamente llamativa, recomendamos conjuntarla con piezas y complementos sencillos, tal y como hace la hija de Kiko Matamoros; que la ha llevado en su cuenta de Instagram con un jersey de cuello cisne negro y unas botas altas con suela track del mismo tono.

Aunque su precio no es apto para todos los bolsillos (cuesta 590 euros); estamos seguros de que pronto algunas de las marcas low cost decidirán clonarla. Solo hay que esperar un poco para poder replicar uno de los mejores estilismos de Laura Matamoros. ¡Paciencia, amiga!