Kate Middleton se ha dejado ver junto al príncipe Guillermo y sus hijos con un look azul de Pascua. Los duques de Cambridge se han acercado a la capilla de San Jorge este domingo para celebrar la Pascua y asistir al servicio religioso.

Kate Middleton, el príncipe Guillermo, George y Charlotte no se perdieron la misa del Domingo de Resurrección, este evento religioso se ha convertido en un día para salir con la familia con las mejores galas. Aunque echamos de menos a Megham Markle y al príncipe Harry que habían visitado estos días a la reina Isabel II este domingo se encontraban de camino a La Haya para celebrar el acto inaugural de los Juegos Invictus.

Kate Middleton luce un vestido-abrigo cruzado monocolor en su tono favorito de azul

Kate ha lucido verdaderamente despampanante con un vestido-abrigo azul bebé, un color que le hemos podido ver en muchos de sus estilismos, que le sienta genial y que parece ser uno de sus colores favoritos. El look constaba de este vestido-abrigo cruzado con solapas, algo de hombreras y un largo hasta la rodilla. Este corte estilizaba su figura y le quedaba como un guante. Además el look monocolor es tendencia absoluta, y Kate no se saltó el color azul bebé en ninguno de sus complementos, zapatos y bolso, con la excepción del tocado en otro tono de azul para resaltar el accesorio.

Los zapatos eran unos stiletto muy clásicos en punta en el mismo color; de mediana altura que alargaban sus piernas y hacían que se viera un poquito más alta.

El tocado diadema de Kate dejaba ver unos pendientes en forma de flor hecho de perlas muy elegantes

Para el tocado, eligió una diadema en azul que se acercaba al gris marengo, en contraste con el resto del outfit. Esta diadema recogía su melena para dejar a la vista su rostro y unos pendientes de perlas en forma de flor muy bonitos. El look completo de Kate iba en armonía con  la princesa Carlota, que iba en el mismo color que su madre con un vestido floral y una torera azul marino a conjunto con sus zapatos; algo por lo que la princesa Letizia ha optado en muchas ocasiones con la infanta Sofía y la Princesa Leonor.

Para el maquillaje Kate optó por un look muy clásico y sobrio sin estridencias; una base en el tono de su piel, un poco de relleno en las cejas para endurecer la mirada, un smoky eye muy sutil en tonos tierra y un labial rosa discreto. Desliza para ver el look completo de una de las royals mejor vestidas del mundo.