Isabel Preysler y Ana Boyer han sido dos de las mujeres más elegantes en la fiesta de Tamara Falcó por su 40 cumpleaños. Pero no han sido las únicas


¡El gran día ha llegado! Tamara Falcó celebra su fiesta de 40 años y lo ha hecho rodeada de sus seres más queridos. Una cena de gala que ha tenido lugar en el Palacio de Santoña donde han disfrutado de una agradable velada gastronómica de la mano de Ramón Freixa. Un total de 150 invitados han desfilado por la alfombra roja que había a las puertas de Palacio y donde hemos visto grandes lookazos. Tal y como mandaba el dress code, los hombres debían lucir esmoquin y las mujeres vestidos largos. Si bien la gran protagonista de la noche ha sido Tamara Falcó, que ha elegido un espectacular vestido de inspiración princesa diseñado por Jan Taminiau, muchas de sus invitadas también han brillado. Sobre todo su madre, Isabel Preysler, y su hermana, Ana Boyer, que ha llegado acompañada por su marido, Fernando Verdasco. Analizamos sus looks.

Isabel Preysler brilla con un espectacular vestido negro y sus mejores joyas

Aunque no ha querido robarle protagonismo a su hija, Isabel Preysler ha eclipsado esta noche. Si anoche la vimos perfecta con un diseño de Tot-Hom, esta noche ha sacado la artillería pesada. Pero pesada. Ha elegido un vestido largo (como mandaba el dress code) en negro. Un diseño de tirantes anchos que llevaba una capa superior de transparencias y apliques plateados en forma de flores que han dejado a todos con la boca abierta. Lo firma Temperley London, una de la marcas favoritas de la socialité, ya que no es la primera vez que la vemos lucir uno de sus espectaculares diseños. Ha combinado con joyas de Bvlgari. Sin lugar a dudas, de las que más ha brillado durante esta noche gracias a su elegancia y sofisticación.

Ana Boyer, otra princesa en la gran fiesta de su hermana

Si bien Tamara Falcó ha elegido un vestido en color champán de inspiración princesa, parece que las dos hermanas se han puesto de acuerdo. Y es que Ana Boyer ha llegado a la fiesta con un vestido también como si una princesa se tratara. En esta ocasión era también en un tono parecido, aunque algo más tirando a rosado. Se trata de un diseño asimétrico y ajustado en la parte del cuerpo que terminaba con una espectacular falda voluminosa que también era la gran protagonista de su outfit.

Además, a su llegada hemos podido ver que se ha protegido del frío y las bajas temperaturas de la capital con el abrigo de piel en color champán que su madre, Isabel Preysler, llevó anoche a la Gran Gala del Teatro Real. Impecable. Pero no han sido las únicas invitadas. Os mostramos todos los looks de la gran fiesta.