Ni el protagonismo que en los últimos meses ha tenido la familia por la separación de la infanta Cristina en Iñaki Urdangarin ha hecho que Irene Urdangarin haya abandonado la discreción con la que ha vivido hasta ahora. La más pequeña y la única hija de la familia cumple 17 años y las pocas veces que hemos tenido la oportunidad de verla en público nos ha dejado muy claro que es la joven royal con más estilo, incluso más que sus primas: ni tan fashion como Victoria Federica, ni tan clásica y contenida como la princesa Leonor.

En el estilo de Irene reconocemos a la pija de toda la vida, sin necesidad de llevar la prenda última tendencia que todas buscan o el bolso del momento de la firma más exclusiva que cuelga del brazo de todas las influencers. Y eso es lo que más nos gusta de la joven, que muestra su personalidad, pero dejando claro que sabe mucho de moda.

Las firmas de su armario

Casual y muy relajada, así es la manera de vestir de Irene, donde encaja tanto lo masculino como los toques románticos. En su armario no faltan las firmas como Golden Goose (famosa por sus zapatillas deluxe envejecidas con las que pisan desde las celebrities a las aristócratas) y las francesas Zadig & Voltaire, que se caracteriza por sus prendas y complementos con aire roquero, o Longchamp, con un chic muy parisino. Pero, como en todos los armarios, también hay muchas prendas prendas low cost de marcas como Zara o Mango.

Sudaderas, vaqueros de campana, abrigos clásicos masculinos, prendas oversize, cazadoras de cuero, sneakers o zapatillas de esparto para el verano son algunos de sus básicos. Siempre discreta, pero con mucho estilo.
Y tampoco podemos olvidarnos de los complementos, con pendientes XXL y pulseras de todo tipo.

El estilo deportivo y más relajado de Irene Urdangarin con firmas muy cool

Irene es la única de los cuatro hermanos que continúa viviendo con su madre en Ginebra, donde estudia secundaria en la Escuela Internacional Ecolint, uno de los 20 mejores colegios del mundo según algunos ránking. Es muy buena estudiante, toca el piano y ha heredado la pasión por el deporte del resto de la familia, la hemos visto participar en maratones, practicar la vela o esquiar.
También le encanta viajar y son muy frecuentes sus viajes a Barcelona, tanto para ver a su hermano Pablo Urdangarin que vive en el Ciudad Condal, como para estar con las amigas que tiene en la ciudad, a pesar de que se marchó con su familia a vivir a Washington cuando era una niña.