Poco a poco Irene Rosales está sacando su lado más sensual. Lo ha hecho con un original mono-blazer que puedes llevar de la mañana a la noche


Aunque ha confesado que la situación personal tras la muerte de sus padres en menos de un año y el público enfrentamiento de su marido, Kiko Rivera, con su madre, Isabel Pantoja, le está pasando factura y necesita ayuda profesional, Irene Rosales cada día se afianza más como influencer. Todavía es algo menos activa que otras «colegas» con un número de seguidores similar (en su caso más de 646 mil), pero cada vez que aparece por las redes con sus tips de belleza, moda o nutrición siempre nos engancha. Hace solo unos días nos sorprendía con un posado muy sensual y ahora ha sido con su último look: un original mono-blazer, también de los más seductor.

Irene no es nada exagerada con sus looks. Aunque sí le gustan los vestidos minis que marcan su figura, nunca los lleva a los extremos, al hacerlos más relajados con botines tipo cowboy o sneakers, o intentando evitar los escotes cuando lleva esas prendas tan ceñidas. Pero en esta ocasión ha roto la regla y se ha lanzado con un modelo mucho más sexy de lo habitual, que puede ser apto tanto para un look de día como para la cita más especial, siempre eligiendo los complementos adecuados.

El mono-blazer ideal para la noche

La prenda con la que nos ha sorprendido es  un original mono-blazer en negro, con profundo escote y muy (muy) short. Irene lo ha combinado con una cinturón de piel en negro con la hebilla repujada en plata y unos botines cowboy de tacón cuadrado de unos siete centímetros. Las medias en negro semitransparentes completaban el look tan sexy y dejaban ver sus espectaculares piernas. Un estilismo que eligió para ir a su programa de televisión, pero que es perfecto para salir a cenar o a una cita romántica.
Sin embargo, con unas zapatillas o unos zapatos planos también este mono-blazer se puede llevar como look de día, aunque, eso sí, hay que atreverse a lucir tanta pierna.

El modelo es el diseño Plentzia de la firma 42º Latitud N., una de sus favoritas, y tiene un precio de 105 euros.