Un vestido muy alegre y flamenco ha sido la perfecta elección de Eugenia Martínez de Irujo para lucir en la fiesta de cumpleaños de Alejandro Sanz


Sencilla, divertida y alegre son algunos de los adjetivos que podrían definir a Eugenia Martínez de Irujo y que también nos pueden servir para describir el vestido que ha protagonizado su último look para ir de fiesta. Su madre, la recordada duquesa de Aba, fue uno de los personajes más queridos, con una intensa vida social y un estilo muy particular, y ahora, su única hija, ha cogido el testigo. La duquesa de Montoro ha heredado gran parte de la personalidad que hizo de Cayetana Alba un personaje irrepetible, entre otras cosas, su naturalidad, y una cercanía poco habitual en el mundo de la aristocracia.

Al igual que sucedía con su progenitora, Eugenia se mueve como pez en el agua en el mundo artístico, rodeada de actores, músicos…, y todavía más desde que comenzó su relación con Narcís Rebollo, presidente de Universal Music para España y Portugal. Precisamente fue la fiesta de cumpleaños que Rachel Valdés le organizó a su novio, Alejandro Sanz, donde pudimos ver a Eugenia Martínez de Irujo disfrutar de una noche inolvidable y triunfar con su look.

Eugenia Martínez de Irujo lleva el vestido de lunares más alegre

Y si hablamos de una fiesta flamenca en el dress code de las invitadas no podían faltar los volantes y lunares. Eugenía Martínez de Irujo cumplió a la perfección y se convirtió en una de las invitadas mejor vestidas. Para la ocasión eligió un vestido midi de manga larga de satén con lunares invertidos en beige y negro, falda evasé y cuerpo con volantes desde los hombros al pecho, con un toque de lentejuelas en negro. Es el modelo Loretto de edición limitada de la firma The IQ Collection, y tiene un precio de 380 euros.

Al frente de esta firma, que se ha convertido en una de las preferidas de las influencers y mujeres más elegantes de nuestro país, está Inés Domecq, casada con Javier Martínez de Irujo, uno de los dos hijos de de Alfonso Martínez de Irujo, hermano de Eugenia. Tanto ella como su hija Tana Rivera son declaradas fans de Inés y ya han lucido sus modelos en varias ocasiones.

Los zapatos más especiales de Eugenia

La duquesa de Montoro completó el look con unos zapatos blancos con súper plataforma y tacón ancho muy alto, muy en la línea de los diseños que suele utilizar habitualmente para ganar algunos centímetros de altura.
Aunque en sus últimos looks se había aficionado a los botines glitter, para este vestido tan flamenco encajaban mucho mejor sus zapatos blancos.

Eugenia peinó su melena bob con flequillo con ondas deshechas, en ese estilo desenfadado que tanto la identifica, y llevó un maquillaje donde los labios en rojo fueron los protagonistas.