Desde que dejó atrás los estilismos infantiles, en los que iba coordinada con su hermana, la Infanta Sofía ya dejó bien patente que tenía su propia personalidad y unas ideas muy claras a la hora de vestir. Si la Princesa Leonor parece seguir la senda de su madre, la Reina Letizia, la pequeña de la casa va por libre. Y puede permitírselo. No tiene las obligaciones de la heredera, y aunque hasta ahora su agenda ha ido prácticamente de la mano de la de su hermana mayor, puede tener más licencias.

Lo ha demostrado con el vestido cut out de Zara que lució durante la cena y la visita a un mercadillo que las mujeres royals hicieron hace unos días, y con el precioso conjunto estampado, de falda larga y top, de llevó en otra de las cenas familiares. En su paseo de despedida junto a su familia por el centro de Palma, la hija pequeña de los Reyes ha vuelto a demostrar su estilazo luciendo el vestido más bonito que ha llevado durante esta sema de vacaciones en la isla balear.

El vestido estampado de la Infanta Sofía es el mejor del verano

La Infanta Sofía ha vuelto a triunfar con un vestido mini de Sfera, de escote en uve, manga corta abullonada y falda con volante que da mucho movimiento a la prenda. Un diseño muy veraniego al que ha sumado el estampado en verde kaki, blanco y negro, de grandes hojas de inspiración tropical, que es incluso lo mejor de la prenda. Este vestido es el que más nos gusta de todos los modelos que ha llevado este verano en sus vacaciones ( y eso que todos y cada uno de ellos han sido estupendos).
Además, une las alpargatas de cintas en negro, de Macarena Shoes, para conseguir el estilismo 10 para cerrar las vacaciones

La naturalidad es una de las características de su estilo, que ha vuelto a demostrar con su larga melena peina lisa y sin nada de maquillaje.

Tras el verano la Infanta Sofía regresa al colegio de Santa María de Rosales, en el que puede que sea su último año en este centro. Si sigue el ejemplo de su hermana, ella también podría continuar con su formación en el extranjero.