Estela Grande lleva meses instalada en su nueva casa. Durante su estancia en el piso anterior, la modelo se quejó en varias ocasiones del poco espacio que tenía para toda su ropa y todas sus pertenencias. Este fue el motivo principal que le llevó a tomar la decisión de buscar otra vivienda más grande, desde donde ahora muestra orgullosa una de sus estancias favoritas: su armario.

«El vestidor es súper grande, pero me ha costado organizarme», ha empezado diciendo frente a su ropa. «Bajo mi criterio personal, he colocado las cosas como a mi personalmente mejor me vienen. Camisas arriba, pantalones abajo… No sé si la teoría es esa, pero a mi resulta más cómodo», ha continuado diciendo. Eso sí, ha dejado claro que ha pedido ayuda a una amiga que se dedica a la organización de vestidores de manera profesional.

Ha puesto nada más entrar los chándals y las sudaderas colgadas en perchas. Esto es una decisión que no sabe si termina de convencerle porque son las primeras prendas que verá cuando entra en el vestidor. «No he puesto todas las que tengo porque tengo muchísimas. Aquí están las que más me pongo», ha aclarado.

Estela Grande enseña por primera vez el vestidor de su casa nueva

© Redes sociales.

La idea que tienes es comprar unas cestitas para colocarlas debajo de las sudaderas. Tiene intención de colocar ahí los cinturones, los pañuelos… En lugar de dedicar cajones para este tipo de complementos, Estela Grande prefiere aprovechar el hueco que queda entre la balda y las prendas de ropa que tiene colgadas para poner ahí unas cestas para los diferentes complementos.

«Yo siempre he pensado que tengo mucha ropa. Pero al tener un vestidor tan grande, pienso que no tengo tanta», ha declarado. Y es que ha dado un paso más después de cambiarse de casa, ya que ahora tiene mucho más espacio que antes y eso lo nota ahora en la colocación de su ropa.

Como nos pasa a muchas, Estela Grande tiene una cosa clara: poner las perchas de su armario todas exactamente iguales. «Para mantener la estética visual, he comprado las perchas iguales para que parezca todo más organizado. Me he gastado una pasta en perchas, pero bueno».

Ha querido mantener la estética visual con perchas iguales

© Redes sociales.

Los jerseys los tiene colocados en otro módulos del armario. Ha hecho una confesión sobre cómo hace la colada y cómo organiza el tema plancha de prendas. Y es que en lugar de guardar la ropa ya planchada, Estela Grande coloca la ropa ya seca en el armario y cuando se quiere poner la prenda, la plancha. En el mismo módulo mete también algunos tops.

En cuanto a los pantalones, la idea de Estela era poner un pantalón por percha, pero para ahorrar espacio, ha decidido meter al menos dos por cada percha. «Los he intentado por gama de color, primero vaqueros, luego negros, mallas, luego otros random, como de otras telas. Y luego, pantalones de traje y chandals. Y otro ladito he puesto las faldas», muestra.

En otro bloque ha colocado los pocos vestidos que asegura que tiene: «Con la cantidad de vestidos que uso yo, y no tengo o no sé dónde están. Aquí he puesto vestidos midi o cosas que son como para arreglar. Son prendas básicas pero arregladas. Al lado he puesto blazers. Me he dado cuenta que tengo cuatro blancas».

La ropa de arreglar está en otro bloque diferente

© Redes sociales.

Después ha querido enseñar las camisetas básicas, que están guardadas en un cajón. En este momento ha enseñado uno de los regalos que le ha hecho su pareja, Juanito Iglesias, que la sorprendió con una camiseta de Kenzo. Ha aprovechado el momento para lanzar una pullita a su novio diciéndole que es lo único que le ha regalado. Al otro lado de la habitación donde ha puesto su vestidos hay otro bloque, que dedica a todo lo que sobra. «He aprovechado que este lado es más largo para meter monos. Hay mezcla de cosas, también hay vestidos, otros de eventos». Después ha dedicado una cesta cajonera para las prendas que van en conjunto.

Estela Grande no ha dudado en enseñar también la balda de los bolsos. Explica que prefiere tener seis bolsos buenos, de marca, que muchos de firmas low cost. De hecho, la joven ha enseñado que tiene uno de Louis Vuitton y varios de Prada. «Me van a criticar por decir esto, pero me da igual», dice rotunda.