Comienzan a bajar las temperaturas y ponemos el ojo en las chaquetas y abrigos que se llevan este invierno


Ya comienzan los días de frío y con la bajada de las temperaturas, ponemos el ojo en las prendas de abrigo que llevaremos durante los próximos meses. Chaquetas y abrigos se ponen a la orden de las tendencias para que vayamos a la última a pesar de que los días ya sean frescos. «¿Cómo se llevan los abrigos este año?, ¿Qué tendencias se llevarán?». Son algunas de las preguntas que todas las mujeres nos hacemos cuando llega esta época. A pesar de que hay abrigos que no pasan de moda y que son un básico perfecto en los que invertir como un abrigo de lana recto en camel o una de piel negra, que te servirá esta temporada y las próximas. Pero aún así, hay abrigos y chaquetas que este año son tendencias y que necesitas tener sí o sí en tu armario.

Ante, puffy, estilo batín… las tendencias en chaquetas y abrigos

Está claro que de aquí a abril y la llegada de la primavera, que será cuando nos quitemos los jerseys calentitos, las botas altas, y las prendas de abrigo, tendremos que protegernos del frío y de la lluvia con aquellas chaquetas y abrigos que nos ayuden a estar calentitos, pero sin necesidad de renunciar a ser la más estilosa. Por ese motivo, os mostramos las tendencias que se llevarán este otoño y los próximos meses. Tejidos, formas, cortes… hay para todos los gustos y todos los cuerpos. Tan solo es cuestión de elegir el que más se adapte con nosotras y sacarle el máximo provecho.

Todas nuestras propuestas son fáciles de combinar y a las que le sacarás todo el rendimiento posible. ¿No nos crees? Estas son las tendencias que llevarás en chaquetas y abrigos y que desearás que no llegue el calorcito para no renunciar a ellas. Algunas, como el estilo batín es una tendencia que vimos el pasado año y que parece que ha llegado para quedarse; otras, como el ante en chaquetas, lo recuperamos de temporadas atrás. También se reinventa el clásico trench, que es una de las prendas más solicitadas en el mes del otoño, o el puffy, que es de aquellas prendas de abrigo más demandadas para el día a día.