Sabemos cuál es el bolso favorito de Isabel Preysler, Tamara Falcó y Ana Boyer. Una exclusiva pieza de Loewe que se ha convertido en el complemento del momento.


Isabel PreyslerTamara FalcóAna Boyer comparten mucho más que el apellido. Madre e hijas ahora también comparten gusto por los complementos más exquisitos. Como el estilo va en la sangre (y en esta familia, además, de manera muy evidente), podíamos intuir que las tres prestan atención a las mismas firmas y productos de moda. De hecho, la que pronto será Marquesa de Griñón ha usado prendas del armario de su madre en más de una ocasión. Por ejemplo, hace unas semanas, para acudir al funeral de su cuñado, Jaime Carvajal Hoyos, marido de Xandra, la hija mayor de Carlos Falcó; usaba un vestido oscuro de Chanel que ya había llevado su madre en el año 1996 para asistir a un desfile de moda filipina.

Ana y Tamara, como prácticamente todas las mujeres de este país, se inspiran el estilo de su madre. No tenemos ninguna duda pero sí muchas pruebas. Sin embargo, en esta última ocasión, hemos podido ver cómo ha sido la mismísima Isabel Preysler la que ha copiado una prenda a sus hijas. O mejor dicho, un complemento. Y es que la reina de corazones llevó hace tan solo unos días el que, sin duda, es el bolso favorito de sus hijas. Se trata del modelo Small Gate de Loewe, un diseño de 1.750 euros que, por su sencillez y versatilidad, ha conquistado a todos los miembros femeninos de la familia más fashionista de España. Es un bolso bandolera en forma de silla de montar, elaborado en suave piel de ternera graneada. Debe su nombre al pasador metálico colocado en el lateral, adornado con una coqueta tira de piel, y a su distintivo cierre delantero en forma de nudo. 

El bolso favorito de la familia Preysler: Un Loewe de 1.750 euros

Tanto Tamara Falcó como Ana Boyer lo han usado en multitud de ocasiones, lo han compartido en sus redes sociales y lo han paseado por las calles de más de una ciudad española. La primera en llevarlo fue la diseñadora y colaboradora de El Hormiguero, que lo sacó a pasear por primera vez a finales de febrero para visitar ARCOmadrid, la feria de arte contemporáneo de la capital; donde lo llevó con un dos piezas en tono gris con americana con doble botonadura y un pantalón de tiro alto. Meses más tardes, en junio, Ana Boyer lo incorporaba en uno de sus looks oficial de premamá y lo combinaba con un bonito y veraniego vestido de flores. Y ahora es cuando Isabel Preysler se ha atrevido a llevarlo y, junto a su estilismo más informal, con camisa y pantalón vaquero; lo elegía para conocer la última exposición de Botero, 60 años de pintura en el Palacio de Cibeles.

Madre e hijas ahora, además de apellido, comparten bolso. Eso sí, cada una de un color diferente, para no confundirlos, tal y como hacemos con los cepillos de dientes.