El pasado jueves por la noche fue a divertirse a El Hormiguero la siempre carismática Anne Igartiburu. La presentadora acudía al plató de Pablo Motos para saludar a Trancas y a Barrancas pero también, cómo no, para presentar su último proyecto profesional. Un nuevo trabajo alejado de las cámaras pero más cerca que nunca de los micrófonos. Y es que, la vizcaína ha sido la encargada de doblar un carismático personaje en una película de animación que pronto se proyectará en todos los cines de España. «Hoy tocaba visitar al equipo para hablar de esta aventura de poner voz al personaje de Tía Cora de la peli de animación. Spirit – Indomable de Universal gracias a todos por vuestro cariño!»; escribía a través de su perfil de Instagram. Una visita en la que, además de hablar de su experiencia en el apasionante mundo del doblaje; ha deslumbrado a todos con el vestido más especial.

La presentadora más elegante de Corazón de La 1 de TVE, tal y como nos tiene acostumbrados, eligió para tal esperada ocasión un diseño de lo más llamativo que no dejaba a nadie indiferente; un vestido que no podía ser más especial y que le hacía brillar de la manera más sorprendente. ¿El motivo? El modelo que eligió para codearse con Tamara Falcó y Nuria Roca estaba repleto de grandes brillantes a modo de pedrería que la convertían en toda una joya andante.

Anne Igartiburu brilla en El Hormiguero con un vestido lleno de pedrería y glamour

Se trata de un vestido mini con escote en pico y manga larga de lo más especial. Un diseño firmado por Tete by Odette, una de las firmas de invitada más cotizadas entre las celebs e influencers del momento. Y no nos extraña lo más mínimo; pues no hay más que ver el modelo que eligió la presentadora para darse cuenta de que la firma es todo un derroche de glamour garantizado. Elaborado en viscosa en un discreto tono champán y con detalles maxi de pedrería de llamativos colores, el modelo recibe el nombre de Jewel Dress (Vestido joya) y tiene un precio de 685 euros.

Con él, la presentadora más querida de las Campanadas ha dejado claro que ella no fue únicamente a divertirse a El Hormiguero, sino que fue a deslumbra como nunca antes y a dejar a cualquiera con la boca abierta.