En plena polémica con la novia de su padre, Anita Matamoros ha elegido el look más romántico para salir de fiesta en Marbella


Estos días el nombre de Anita Matamoros se oye más que nunca por la supuesta «guerra de influencers» que mantiene con Marta López, la novia de su padre, Kiko Matamoros. Pero la joven prefiere mantenerse al margen de cualquier polémica y seguir disfrutando de sus vacaciones en Marbella junto a su novio.

La localidad de la Costa del Sol es sinónimo de mucha fiesta, incluso en este verano tan atípico, y de un dress code que poco tiene que ver con los otros dos lugares preferidos por nuestros famosos para pasar los días en verano: Ibiza y las costas de Cádiz. Mientras que en estos sitios priman los estilismos casual y relajados, en Marbella el brillo, la lentejuela y el dorado siguen muy presentes.

El look que Anita Matamoros eligió para salir de fiesta con su chico no tiene nada de brilli brilli, pero sí es uno de esos vestidos de impacto (muy vestidos) que podemos ver en cualquier alfombra roja. La joven optó por un diseño rosa midi de finos tirantes con corte imperio, que nos he encantado tanto como a ella.
«No sé si me siento más princesa por el vestido, o por el príncipe azul que tengo al lado», escribió la influencer para dejar claro lo guapa que se sentía con su elección.

La elección perfecta de Anita Matamoros

El vestido fue el gran protagonismo de su estilismo, por eso eligió unos complementos sobrios. Unas sandalias de pulsera con una sola tira y un pequeño bolso cruzado con cadena en el mismo tono del vestido. Anita prescindió de las joyas y dejó su larga melena (la misma que hasta hace poco peinaba en la peluquería de Lorena Morlote y fue el origen de todos los males con la novia de su padre) lisa con raya al medio.

Un look perfecto, y también para la noche marbellí, donde en verano hay que vestirse muy bien para ir de fiesta.