La actriz y presentadora ha querido posar de negro en la presentación de Viva la Navidad, el especial navideño de RTVE previo a las Campanadas.


Estaremos todos de acuerdo en que nadie mejor que Ana Obregón para despedir este año tan complicado y negro. Y es que 2020 ha sido un época durísima para la mayoría de nosotros pero especialmente para ella; que tuvo que enfrentarse a la muerte de su hijo, Aless Lequio García. Con tan solo 27 años y tras dos largos años de lucha contra el cáncer, el empresario fallecía el pasado 13 de mayo, conmoviendo a toda España. La noticia fue sumamente desgarradora. Vimos a la actriz sufrir tanto que no pudimos evitar empatizar con su dolor y ahora, que ya han pasado unos meses, no podemos hacer otra cosa que alegrarnos con su vuelta a la televisión. No pudo hacernos más ilusión cuando, hace tan solo unas semanas, se confirmaba que la actriz acompañaría a Anne Igartiburu en la noche más especial del año: la de las Campanadas 2021.

La actriz y la presentadora formarán un tándem perfecto. Y es que será la primera vez que solo dos mujeres den juntas las Campanadas. Un hito histórico que deseamos ver, uvas en mano, para despedir este año lleno de tragedias. Sin embargo, para verlas juntas no hay que esperar mucho, pues hoy mismo se ha presentado la programación especial de Navidad de la cadena pública y, por el photocall han pasado Ana Obregón e Anne Igartiburu luciendo sus mejores galas. La primera con un vestidazo negro y la segunda con un llamativo traje de lúrex dorado.

El vestido negro más elegante de Ana Obregón previo a las Campanadas

Como no podía ser de otra forma, Ana Obregón ha sido la protagonista absoluta de la presentación Viva la Navidad, la programación especial navideña de RTVE previa a las Campanadas. La exconcursante de Masterchef Celebrity, tras un fabuloso idilio con las lentejuelas en color blanco, ha vuelto a apostar por el color negro, sinónimo de luto, en su look. Y lo ha hecho con un precioso vestido midi de mangas bardot y escote en corazón, ceñido a la cintura y de falda lápiz, cómo no, de Alejandro de Miguel; que ha combinado con unos sencillos stilettos también en negro. Un estilismo de lo más acertado con el que la actriz no podía estar más guapa ni radiante.

Por su parte, Anne Igartiuburu ha apostado por un traje de dos piezas de un llamativo lúrex dorado que ha combinado con unas originales zapatillas deportivas. Un conjunto que ella sabe defender como nadie y con el que la hemos visto en más de una ocasión; pues se ha convertido en su uniforme de confianza.