La actriz ha posado junto a Anne Igartiburu con un vestidazo de lo más elegante para prepararse para las Campanadas 2021.


¿Quién mejor que Ana Obregón para despedir este año tan complicado para todos y especialmente para ella? Hace unos días se confirmaba que la actriz acompañaría a Anne Igartiburu en la noche más especial de todas: la de las Campanadas 2021. Una noticia que a todos nos conmovía sobremanera, ya que esperábamos con ansia su vuelta tras su necesaria y temporal retirada. La exconcursante de Masterchef Celebrity desapareció de los focos y las cámaras tras el fallecimiento de su hijo, Álex Lequio, el pasado mes de mayo; y desde entonces no hemos dejado de echarla de menos. Hasta anoche, que podíamos verla cambiando su riguroso luto por un vestidazo blanco en la promoción de las campanadas.

«Creí que iba a ser difícil salir de casa, sonreír, cambiar el luto por un maravilloso vestido y joyas, maquillarme, volver a mi profesión y a la vida. Pero tú, mi Aless , me diste fuerzas y luz… Con tu amor que atraviesa el infinito . Y pensé en lo que has luchado y sufrido estos dos años con una sonrisa , pensé en todos los que luchan contra el cáncer, el COVID-19, enfermedades terminales, etc. Y me pareció que no tenía ningún mérito. El mérito es de ellos»; explicaba emocionada Ana Obregón en la publicación de Instagram donde compartía su experiencia volviendo a la que fue su casa, RTVE.

El vestidazo de Ana Obregón, el aperitivo más esperado para las Campanadas 2021

Las imágenes promocionales de la que, sin duda, será una de las despedidas de Nochevieja más especiales de los últimos años, destilaban glamour y elegancia pero también mucha ternura. Y es que tanto Ana como Anne no podían estar más guapas. Ambas vestidas de Alejandro de Miguel, el diseñador que conquistó a Anna Ferrer Padilla hace unos días (la cosa va de Anas), lograban conquistarnos a todos gracias a sus brillos y siluetas. La actriz, decorada con joyas de Rabat, elegía un increíble vestidazo de lentejuelas en color blanco, manga asimétrica y corte wrap que no podía sentarle mejor. La presentadora, por su parte, apostaba por un diseño con escote en uve, de estilo esmoquin, repleto de lentejuelas doradas. También de corte wrap y largo hasta el suelo, funcionaba a la perfección al lado del de Ana Obregón.

Presentadora y actriz no han defraudado en absoluto y han logrado brillar solo como ellas saben (y solo como ellas se merecen). Es un placer ver a dos mujeres como ellas liderando, por primera vez en la historia de RTVE, una campanadas. Y más sabiendo el esfuerzo que debe suponer en este año tan difícil. ¡Bravísimas!