Directamente desde República Dominicana, Amelia Bono está disfrutando de una escapada que nos ha despertado muchas ganas de verano


Quién fuera Amelia Bono para poder disfrutar de las playas caribeñas en pleno mes de febrero. Con 28 grados al sol y rodeada de paisajes absolutamente paradisíacos, la influencer nos ha dejado un look estival con los que ya nos han entrado ganas de verano.

La hija de José Bono ha lucido un estilismo propio de la isla del Caribe en la que se encuentra. Se trata de Casa de Campo, es una comunidad residencial costera tropical, un exclusivo y lujoso resort con impresionantes villas, famosos campos de golf y playas de ensueño. Dicen, los que la conocen, que es uno de los lugares más mágicos y privilegiados del planeta. Por eso, no no extraña que la empresaria no se haya quitado la sonrisa de la cara en todo el viaje. 

La ex mujer de Manuel Martos no solo sonríe por estar ubicada en un lugar de enseño, también porque está disfrutando de las playas turquesas junto a su familia, de quien no se separa ni un segundo. Se han hospedado en una Villa, con un precio por noche de 500 euros. 

Amelia Bono y el estilo caribeño que le sienta de lujo

Amelia se ha adaptado perfectamente a la estética del lugar y ha compartido imágenes con un estilismo sencillo y elegante con print de hojas de palmera multicolor. Se trata de un top y falda de lino con estampado tropical con el que deja a la vista su espectacular físico. Conjunta este dos piezas con unas llamativas sandalias y un bolso a tono.

El top es estampado confeccionado con tejido en mezcla de lino con escote asimétrico y hombros descubiertos. Lleva un detalle de volante frontal en mismo tejido y elástico en espalda tipo nido de abeja. Está valorado en 29, 95 euros y forma parte de la colección de la nueva temporada de Zara.

La falda es larga de tiro alto confeccionada con tejido en mezcla de lino. Y lleva un detalle de volantes en mismo tejido. Su precio es de 49,95 euros y es de la misma firma. Sin duda se trata de un conjunto muy favorecedor con el que nos han entrado ganas de verano desde ya.