Amelia Bono se fue este fin de semana de boda y, sin duda, se convirtió en la invitada mejor vestida gracias a este conjunto de dos piezas.


Aunque las medidas de seguridad sean más estrictas que de costumbre y el aforo, por decoro, se deba ver reducido más de lo que nos gustaría; en este año tan sumamente atípico por fin nuestras famosas favoritas están disfrutando de las bodas más románticas. La última de ellas ha sido Amelia Bono, que este fin de semana estaba invitada al enlace de sus amigos Carlos y Ana. Y allí que fue. La joven no quiso perderse la ceremonia y acudió, como siempre, derrochando estilo.

La influencer, aún si pretenderlo y gracias a su fantástico look, consiguió robarle el protagonismo a la mismísima novia, convirtiéndose, sin duda, la invitada estrella de la celebración. Y no nos extraña y es que, la esposa de Manuel Martos entiende mucho de moda y siempre busca innovar con cada uno de sus estilismos. Es por ello por lo que, para esta ocasión tan especial, se ha dejado de vestidos y de pamelas y se ha plantado un buen conjunto de dos piezas en un llamativo color verde. Una elección tan acertada como arriesgada; una decisión fashion que, aunque no ha conseguido convencer a todos sus seguidores de Instagram, sí que ha enamorado a la mayoría. «La que con verde se atreve por guapa se tiene» o «El color ideal para una piel dorada y pelo cobrizo» fueron algunos de los comentarios que recibió en su perfil.

El mejor look de boda ya no es un vestido

La hija de José Bono, cansada de los mismos modelitos de siempre, quiso dar una nota de originalidad (y de color) y convertirse en la invitada más comentada de la boda. Para ello, Amelia optó por un bonito conjunto de dos piezas que, de inspiración asiática y con corte pijamero, le sentaba como un guante. En un bonito tono verde esmeralda y con un discreto estampado de flores elaborado en satén; el conjunto estaba formado por un pantalón de tiro alto y corte palazzo y una chaqueta cruzada cerrada con una lazada del mismo tejido. Se trata de un diseño de Panambi, la firma española creada por Lola Jiménez que ha enamorado a algunas socialités y ahora también a nosotras.

A modo de complementos, la influencer eligió un bonito bolso de mano cilíndrico de París 64 y unas sencillas sandalias de tacón negras. Como joyas añadió unos enormes pendientes con forma de corazón en color verde y dorado y un enorme coletero rizado XXL en la muñeca, que suponemos que usaría más tarde, cuando quisiese dar todo en la pista de baile. Decisión tras decisión, Amelia Bono acertó de lleno y logró coronarse como la invitada mejor vestida (y más original) de lo que llevamos de año.