La hija influencer de Vicky Martín Berrocal se encuentra de vacaciones en la costa valenciana y allí ha lucido varias prendas de crochet de lo más bonitas.


Hace hoy justamente una semana, Alba Díaz decía adiós a sus compañeros del College for the International Studies y ponía punto y final a su etapa como estudiante del grado en Business & Communication en una emotiva graduación que pasará al recuerdo. Una ceremonia a la que acudieron muchos de los seres queridos de la influencer y cuyos looks nos dejaron muy buen sabor de boca. El evento fue exquisito y ahora, libre de responsabilidades estudiantiles; la joven ha querido comenzar sus vacaciones por todo lo alto, pasando unos maravillosos días por las playas de Valencia. Si para su despedida universitaria, Alba eligió un elegante mono aguamarina de Victoria Colección, la firma de su madre; para sus días en la costa ha apostado por conjuntos más veraniegos y ha llenado su maleta, y por ende sus estilismos, de prendas de crochet que no podían ser más ideales.

El crochet, el tejido estrella de la maleta de Alba Díaz en sus vacaciones de verano

La hija de Manuel Díaz ‘El Cordobés’ y Vicky Martín Berrocal ha dejado claro a través de sus modelitos que ya ha llegado el momento de sacar las prendas de crochet de nuestros armarios. Y lo ha hecho, como no podía ser de otra manera, presumiendo a través de su cuenta de Instagram de buen gusto y compartiendo con sus más de 250 mil seguidores looks de lo más ideal cuyo protagonista era este peculiar pero ideal tejido. Concretamente, han sido dos los estilismos en los que la jovencísima influencer ha apostado por este tipo de prendas y nos ha enamorado de lleno.

El primero de los looks, que ha compartido a modo de publicación en la red social, está formado por un favorecedor pantalón de Oysho. Se trata de un pantalón largo de crochet estilo flare con cintura elástica ajustable con un diseño de zig zag a contraste en blanco un negro. Una prenda que ella misma ha combinado de la manera más sencilla con un bikini triangular negro.

La segunda de las prendas no ha sido menos impactante. La joven ha elegido un maravilloso vestido de Andrés Sardá. Un diseño en tonos azulados que, a modo de túnica larga hasta los tobillos, sin mangas y con cortes laterales, resulta ideal para los meses de verano. Y es que el crochet colorido es, sin lugar a dudas, uno de los básicos de la temporada estival. ¡Y Alba Díaz lo ha dejado más que claro!