Sabemos lo difícil que es encontrar prendas que sienten bien (especialmente a partir de ciertas tallas). Pero si tienes en cuenta unas sencillas reglas, triunfarás con todas tus compras. ¡Apunta!


Hubo un tiempo en el que sobre la pasarela parecía completamente imposible ver modelos que pasaran de una talla 32 o 34. Por suerte, el movimiento ‘body positive‘ ha conquistado la moda y el espectro de tallas se ha ampliado muchísimo. ¡Ya no hay excusas para ir a la última! Eso sí, hay algunos tips infalibles para acertar con tu ropa y presumir de cuerpazo. Si eres de las que usan una talla 42 o más, esto te interesa…

Así es cómo debes elegir tu ropa a partir de la talla 42

Nada de leggins o pantalones pitillos muy ajustados
Aunque los leggins son muy cómodos y recurridos, lo mejor es evitarlos, ya que por lo general hacen que la espalda se vea sobredimensionada y ópticamente suelen añadir todavía más kilos. Únicamente son aptos en looks informales con prendas tipo túnica que lleguen mínimo hasta la rodilla.

Recurre al escote halter
El cuello halter (atado al cuello) consigue potenciar los huesos de los hombros y además esconde sin renunciar al tamaño. También los escotes en forma de V logran un equilibrio perfecto entre el pecho y el resto de la figura añadiendo un indiscutible toque sexy. Opta por ellos en tus vestidos y blusas y destierra el escote palabra de honor, porque suele ser el más traicionero.

Nada de prendas demasiado anchas
Evita las prendas excesivamente holgadas. Aunque a priori creas que pueden disimular algunas curvas, lo cierto es que también pueden sumar volumen casi sin darte cuenta. Además intenta no añadir muchas capas a tus looks, por ejemplo, si eliges una blazer oversize, lo mejor será que te decantes debajo por una camiseta básica ajustada.

Los jeans, mejor ‘mom fit’
Son los jeans que llevaban nuestras madres en los 80: altos de cintura, no muy pegados. Además de ser súper tendencia, este modelo es perfecto para disimular la barriguita y reducir cadera. Solo hay una norma que debes tener en cuenta: deben llevar bolsillos en el trasero. De esta forma lograrás un efecto ‘push up’.

Vida más allá del negro
Es un secreto a voces: el color negro estiliza y te hace más delgada. Pero no es necesario que recurras a este tono todos los días del año. Hay otros colores y estampados que también pueden ser tus aliados. Las rayas no son una buena opción, especialmente las horizontales, porque visualmente te hacen más voluminosa, pero si mezclas estampados de diferente tamaño o color, acertarás. Los más grandes y claros déjalos para la zona de menos volumen; y los pequeños y oscuros que estén en la zona de tu cuerpo que quieras afinar.

¡Ojo a las mangas!
Si no quieres enseñar brazos, mejor elige mangas que vayan desde la muñeca hasta el codo (o ya muy cerca del hombro), pero nunca a mitad del antebrazo, porque no favorecen nada. ¿Un truco? Si lo que buscas es disimular la cadera y los muslos, apuesta por prendas con hombreras, conseguirán equilibrar tu silueta al instante.