En todas sus apariciones pública, la Reina Letizia deslumbra gracias a sus looks y su esculpida figura. Son muchas las veces las que ha dejado a la vista de todos sus tonificados brazos demostrando así su clara apuesta por el ejercicio y una alimentación sana. Pero también es fruto de un constante trabajo y dedicación. A continuación, te explicamos el método que sigue la Reina de España para lograr esos brazos. 

El método de la Reina Letizia para lograr sus brazos tonificados
Letizia con un look en los que deja sus fibrados brazos a la vista de todos (Foto: © Robert Smith.)

reina-letizia-jesus-alvarez

También te interesará

Jesús Álvarez revela el nombre con el que se refiere a la Reina Letizia

Los entrenamientos de fuerza de la Reina Letizia se han intensificado en los últimos meses y años. Prueba de ello es que la monarca cada vez se siente más segura a la hora de mostrar sin filtros sus tonificados brazos. La constancia a la hora de trabajar los bíceps, tríceps y hombros dan como resultado la imagen actual de la monarca. Así pues, es más que probable que utilice una kettlebell para llevar a cabo estos ejercicios. 

Siempre se ha hablado que la Reina Letizia es una enamorada del yoga, algo que también ha ayudado a tonificar su fuerza y musculatura. En su rutina de ejercicios también se incluye cardio. Todo esto está aglutinado en la escalada, el deporte del que la Reina de España est�� enamorada, hasta tal punto que mandó construir un pequeño rocódromo en el Palacio de la Zarzuela. Esto le ha ayudado a tonificar más aún sus brazos y que parezcan tan fibrados. 

La Reina Letizia presume de hombros con su vestido
Letizia con un look en los que deja sus fibrados brazos a la vista de todos (Foto: © Robert Smith.)

Han comparado sus brazos con los de Madonna

La Reina practica yoga, natación, zumba, bici estática y entrena en el gimnasio del Palacio de La Zarzuela de forma habitual. Pero para lograr esos brazos hiper musculados, que en la prensa internacional han comparado con los de la mismísima Madonna de hace unos años, Letizia le dedica especial atención a los biceps y triceps para evitar el descolgamiento y las temidas 'alas de murciélago'.

La Reina realiza ejercicios de curl de bíceps con pesas, barra o TRX, un día sí y otro no, y fondos de tríceps en la pared, para los que no se necesita más que el peso del propio cuerpo y una pared. El trabajo, unido a una agradecida genética, le ha dado eso espectaculares resultados.

Para hacer todo esto cuenta con la ayuda de una metodología que no se divide por músculos y días, está basada en la isometría. "Hacer fuerza sin realizar un movimiento le viene muy bien a los abdominales ya que repetir mucho determinados movimientos hace que el abdomen se acostumbre", llegó a Leo Rico, el entrenador personal que se rumoreó que era el de Letizia.