Es una modelo de leyenda y un icono de estilo. Repasamos algunos de sus looks más potentes con motivo de su 48 cumpleaños


Con tan solo pronunciar su nombre, Kate Moss, ya sabemos que estamos ante un gran icono de la moda. La supermodelo británica comenzó su trayectoria siendo muy joven, en plena adolescencia, desde entonces se ha encumbrado como un auténtico referente de estilo. Sus looks son inconfundibles siempre con un sello distintivo con los que pisa con fuerza allá donde va. No exageramos si decimos que tiene uno de los mejores street style del planeta con un punto roquero que lo hace tan característico. Tanto es así que observamos estilismos que llevó hace 20 años que continúan siendo tendencia. ¿Cómo lo consigue? Con ese flow digno de la mejor banda de rock. ¡Atención imitadoras! Solo ella sabe mejor que nadie sacar el máximo partido a su forma de ver la moda. Repasamos algunos de los looks de Kate Moss más potentes con motivo de su 48 cumpleaños que celebra este domingo, 16 de enero.

El negro es su color. De eso no hay lugar a dudas. Si en otra esa tendencia al monocromático podría resultar aburrida, en la top model británica nada lo es. El cuero, las pieles, los tejanos… son también seña de su identidad. Adora los looks rockeros y, hay que reconocerlo, son los que mejor le sientan. Prendas atrevidas, muy urbanas, pantalones pitillos, tachuelas, chaquetas militares, sombreros, cuero… son artículos que completan un fondo de armario imitado por muchas, pero que muy pocas saben llevar como ella.

Looks de Kate Moss que son historia

Las apuestas más arriesgadas las reserva para la noche. No la veremos con vestidos estilo princesa en las fiestas que reúnen a un sinfín de rostros conocidos y que pronto dan la vuelta al mundo. Transparencias, diseños satinados, plateados, print animal, lentejuelas… Nuevamente reafirma que se atreve con todo. También que no es una más. No se guía en exceso por las tendencias y eso consigue que su estilo sea tan poderoso, personal y fresco. Aunque en ocasiones ha sido controvertida, la modelo lanza un mensaje con sus combinaciones y se aparta por completo de los convencionalismos, también de las propuestas clásicas y aburridas. Esas no van con ella.

Desde que fuera descubierta con tan solo 14 años de forma casual, su nombre ha estado ligado a las grandes firmas por excelencia. No existe una casa que no se haya rendido a ella. Chanel, Gucci, Dior, Dolce & Gabbana, Karl Lagerfeld, Burberry, Calvin Klein conforman una trayectoria meteórica solo apta para unas pocas elegidas. Y ella lo es, de eso no tenemos duda. La modelo tuvo su punto álgido en la década de los 90 junto a grandes nombres de la talla de Cindy Crawford, Elle Macpherson o Claudia Schiffer que también pisaban con fuerza. Ha cedido el testigo a su hija Lila Grace Moss, de 19 años, quien ha heredado su belleza y apunta a ser su mejor sucesora. Y aunque suene tópico: solo hay hueco para una Kate Moss en el mundo de la moda.