¡San Solterín! El placer que aporta la soledad elegida y el compromiso con uno mismo

La soledad suele tener mala fama, sin embargo también puede reportar grandes alegrías y grandes dosis de felicidad. Celebramos el amor propio y los beneficios de la soltería.

san solteri´n

La decisión de vivir en soltería tiene muchas ventajas.

Unsplash

Aunque somos animales sociales y nos gusta estar en manada, hay momentos y circunstancias en las que la soledad es una opción más que válida y satisfactoria. No es lo mismo la soledad por elección que una no buscada. Cuando eliges la soledad puedes abordarla de una forma más positiva. Es una opción vida tan válida y placentera como la vida en pareja.

Beneficios de la soledad elegida

Parece que culturalmente tenemos la idea de que lo “normal” es vivir en pareja a una determinada edad, tener una casa, tener hijos etc. Esto no es algo que quiera todo el mundo en su proyección de futuro.

Ana Morales, Psicóloga y autora del libro ¡Qué buena estoy!: Tira las dietas a la basura y vive con salud emocional (Ed. La Esfera de los Libros) explica a SEMANA que “Mucha gente piensa que la soledad es algo malo. Puede parecer raro ver a alguien yendo sola al cine o comiendo sola en un restaurante, o si estás soltera, seguro has escuchado el típico ‘ya encontrarás a alguien’. Parece que la sociedad tiene una visión bastante negativa sobre estar sola. Pero, la soledad puede ser realmente beneficiosa si la eliges conscientemente”.

soledad y negatividad

Mucha gente sigue viendo como algo raro que alguien vaya solo a un restaurante o al cine.

Unsplash

¿Qué beneficios podemos obtener de la soltería en contraposición a la vida en pareja tradicional? “Elegir estar sola tiene muchos beneficios. Te da espacio para conocerte mejor, reflexionar sobre lo que quieres en la vida, y darte cuenta de tus propios deseos y metas. Es como darte un respiro para pensar en tus cosas sin que nadie te moleste. Además, te enseña a ser más independiente. Aprendes a hacer cosas por ti misma y esto te da mucha confianza. Te das cuenta de que lo que logras depende completamente de tus decisiones, y eso es muy poderoso”, argumenta la experta.

Es cierto que el hecho de no tener cargas familiares beneficia indudablemente a la salud mental haciendo que el estrés sea menor que el de, por ejemplo, una madre de familia con varios hijos que tiene que conciliar con un trabajo exigente. ¿La soltería brinda una vida más sosegada y en calma? Morales sostiene que “la soledad te permite hacer las cosas a tu ritmo, sin presiones externas. Esto te da una sensación de paz increíble y ayuda mucho a reducir el estrés y la ansiedad. Es como tomar un respiro del mundo para recargar energías”.

hábitos japoneses

También te interesará

Estos son los 4 hábitos que deberías copiarle a los japoneses si quieres llevar una vida más feliz

Relaciones más ricas y más tiempo para disfrutar

Cuando una persona decide no sucumbir al tradicional modelo de pareja y vivir sola sigue teniendo vida social, vivir en soledad no significa ni sentirse solo ni por supuesto dejar de salir y de ver a amigos y familia. ¿Las relaciones con los demás cambian de alguna manera cuando una persona vive sola? “Cuando eliges estar sola valoras más el tiempo con otros porque es tu elección estar con ellos, no porque necesitas llenar un vacío. La soledad elegida también te hace más selectiva con la gente con la que pasas tu tiempo. No es de egoístas, es saber lo que vale tu tiempo y con quién quieres compartirlo. En vez de buscar a alguien porque sí, eliges a personas que realmente te suman algo bueno a tu vida”, señala la psicóloga.

Además de esto, el hecho de dedicarle tiempo a hacer lo que te gusta hacer, ya sea leer, dibujar o simplemente disfrutar del silencio, mejora tu bienestar general. Esto, a su vez, puede tener un impacto positivo en tu salud física, aliviando el estrés y fortaleciendo tu sistema inmunológico.

soledad y estrés

Disfrutar haciendo cosas que nos gustan en soledad aleja el estrés y refuerza las defensas.

Unsplash

Como ves, la soledad elegida no es estar triste y sola. Es una oportunidad para crecer, conocerse mejor, y al final, tener relaciones más ricas y significativas con los demás. Es darse cuenta de que estar sola a veces es lo mejor que puedes hacer por ti.

La soledad y las nuevas tecnologías

En los tiempos que corren las relaciones han cambiado mucho como consecuencia del avance de las nuevas tecnologías. Aunque nos ha abierto todo un mundo y tenemos muchas mejoras en muchos ámbitos gracias a la tecnología, parece que las pantallas nos han ido aislando y muchas veces parece que vivimos sin tanto contacto humano.

¿Puede la tecnología estar relaciona con la soledad? “Sí, la tecnología puede estar relacionada con la soledad, pero esta relación es bastante complicada. Por un lado, la tecnología nos da herramientas increíbles para conectar con gente de todo el mundo, rompiendo barreras de espacio y tiempo y permitiéndonos mantener el contacto con amigos y familiares sin importar la distancia. Esto debería ser algo bueno, pero, aunque estas conexiones digitales son geniales, un uso excesivo o una dependencia de ellas puede llevarnos a sentirnos solas y aisladas”, advierte Morales.

La psicóloga expone que cuando empezamos a reemplazar nuestras interacciones reales y presenciales con chats y mensajes en línea, podemos terminar sintiéndonos vacías o insatisfechas con nuestras relaciones sociales. Es como si estuviéramos conectadas todo el tiempo, pero sin tener conexiones significativas, lo cual puede generar una sensación de vacío o descontento en nuestras relaciones sociales. Por eso, a pesar de que la tecnología posee el potencial de acercarnos, su uso inadecuado puede, paradójicamente, intensificar la sensación de soledad.

soledad elegida

La tecnología nos permite conectar con gente de todo el mundo pero un exceso puede provocar malestar emocional.

Unsplash

Además, en este mundo lleno de estímulos digitales, encontrar un momento de tranquilidad para estar solas y reflexionar se ha vuelto crucial para nuestra salud mental. La soledad elegida, en este sentido, se convierte en un antídoto contra la sobrecarga de información y comunicación digital, ayudándonos a reconectar con nosotras mismas.

El escenario ideal pasa porque, mientras navegamos por este mundo hiperconectado, también nos esforcemos por mantener interacciones humanas significativas y darnos espacio para la soledad elegida, que nos ayude a reconectar con lo que importa.

miedo

También te interesará

Cómo librarte de los miedos infundados para tener una vida más tranquila y feliz

Cómo podemos disfrutar de la soledad sin culpa

Disfrutar de tu soledad sin sentirte mal por ello es cuestión de ver las cosas desde otra perspectiva. Piénsalo así: la soledad puede ser tu momento estelar, ese instante para hacer exactamente lo que te apetezca y cuidarte a ti misma. No es que estés huyendo de la gente, sino que te estás dando un espacio para recargar energías y hacer un check-in contigo misma.

soledad y autocuidado

La soledad permite tener momentos de autocuidado de calidad.

Unsplash

Ana Morales recomienda establecer objetivos para esos ratos en solitario, ya sea sumergirte en tus hobbies, meditar o simplemente relajarte en el sofá sin más, te ayuda a valorar ese tiempo como algo precioso.

  • Primero, acepta que sentirse sola de vez en cuando es completamente normal y puede darte pistas sobre lo que realmente necesitas o te falta. Aprender a disfrutar de tu propia compañía, descubriendo qué te hace feliz y qué no, te empodera y mejora tu bienestar. Además, trabajar en cómo te relacionas con los demás, eligiendo conscientemente cuándo y cómo socializar, es el complemento perfecto para esos momentos de soledad.
  • Enfrentarte a lo que te da miedo, como el sentirte rechazada o no estar a la altura, también es clave. Reconocer que eliges estar sola en ciertos momentos como una decisión personal te libera de la culpa, te quita un peso de encima.
  • Es importante recordar que buscar esos espacios para ti no significa que no te importen los demás, sino que estás buscando un equilibrio saludable entre el tiempo social y el tiempo contigo misma.
  • Abrazar la soledad sin culpa te muestra lo fuerte que puedes ser por tu cuenta.
  • Decidir estar sola para conocerte mejor y dedicarte a lo que realmente disfrutas es darte cuenta de que la soledad no tiene por qué ser negativa, sino una increíble oportunidad para crecer y disfrutar de la vida a tu manera.
  • Hacer de la soledad una parte esencial de tu rutina de autocuidado demuestra que esos momentos en solitario son clave para tu bienestar general. Así que vive la soledad a tu manera, sin culpas y con orgullo, porque esos momentos son únicos y totalmente tuyos.