Violeta Mangriñán vive su momento más dulce. La influencer acaba de traer al mundo a su pequeña Gala, un bebé que mantiene obnubilados a sus más de dos millones de seguidores. Está feliz, al igual que su pareja Fabio, pero se encuentra desbordada al ser un mundo completamente nuevo para ella. Aunque es consciente de que las primeras semanas deben adaptarse a ella y aprender a conocer sus necesidades, Violeta explica que el comienzo está siendo complicado. «Tengo miedo y siento que lo hago todo mal», asegura. Unas declaraciones que ha dado entre lágrimas y es que ya están en casa en familia, lo que implica que esas primeras veces sean muy intensas para ambos.

Violeta Mangriñán
Redes sociales

«Si este es vuestro mood tres días después de dar a luz, si lloras por cualquier cosa, si sientes que lo haces todo mal, si sientes miedo, si lloras de felicidad a la vez… no estás loca, es normal y te abrazo desde aquí», continúa la valenciana. Otro de los asuntos que le preocupan es el sueño, ya que desde que diera a luz apenas ha dormido, lo que multiplica las sensaciones debido al cansancio constante que le acompaña. «Se me pasa todo, me podría tirar el día mirándola y con ella en el pecho, no es amor, es otro nivel, algo mucho más grande, inexplicable», añade. Completamente enamorada de su retoño, Violeta insiste que estas quejas se le olvidan cuando tiene a su hija en brazos, algo con lo que llevaba meses soñando.

Este jueves ha compartido una buena noticia, pues está logrando conciliar el sueño, al igual que Gala, que va durmiendo varias horas seguidas. Por ello, Violeta está agradecida y cruza los dedos porque esta rutina se repita cuantas más veces mejor. «Hoy he podido dormir 3+2 horas por primera vez desde el sábado noche y me han sabido a gloria, trataré de dormir alguna más por la mañana. Que tengas un buen día», relata. De momento, están los tres en la casa en la que viven a las afueras de Madrid, aunque lo que desean es mudarse al espectacular chalet que Violeta se ha construido en su tierra. Todo apunta a que será a finales de año cuando podrán cumplir su sueño, una vivienda que han construido desde cero y que se convertirá en el hogar de esta familia próximamente.

Violeta Mangriñán
Redes sociales

La joven no ha dejado de recibir regalos para su pequeña o flores para felicitarla en la que es su etapa más especial. Agradecida por ello, no puede evitar emocionarse ante tantas muestras de cariño, sentimiento que se ha multiplicado desde que recibiera el alta hospitalaria. Tiene las emociones a flor de piel y no quiere esconderlo, ya que muchas mujeres se pueden sentir identificadas con ella al vivir una situación similar. Violeta compartía la primera estampa familiar tras el nacimiento de Gala esta semana, unas fotos que han conseguido casi un millón de ‘me gusta’ y que son sin duda sus favoritas dado lo que representan junto a su hija Gala.