Tras pasar un verano junto a su madre, Paz Padilla, en Cádiz y Cantabria, Ana Ferrer y su novio, Iván, han hecho una escapada de lujo a Ibiza


Han sido meses muy complicados para Anna Ferrer Padilla, la hija de Paz Padilla. Hace poco más de un mes que la actriz perdió a su marido, Juan Vidal. Desde entonces, la joven y su novio, Iván Martín, se han volcado con la humorista. Juntos han pasado estas semanas disfrutando de Zahara de los Atunes, Cádiz, lugar donde además Paz despidió al amor de su vida. Juntos les hemos visto disfrutando de las playas gaditanas, dando paseos en barcos e intercambiando confidencias. Anna e Iván han supuesto un apoyo fundamental y un chute de energía para Paz Padilla, que ha visto como su vida se desmoronaba este 2020 con la pérdida de su marido y a comienzos de año de su madre, Dolores. Tras un verano apoyando a su madre, Anna y su novio han querido escaparse unos días a Ibiza para desconectar y vivir unos románticos días a todo lujo.

Anna Ferrer y su novio han hecho una escapada romántica a Ibiza

Ibiza ha sido el lugar elegido por la pareja para disfrutar de unos románticos días en solitario. La pareja de jóvenes necesitan desconectar y recargar las pilas tras las semanas tan complicadas que han vivido. Semanas de reflexión que Anna Ferrer ha querido ir compartiendo con sus seguidores, donde ha mostrado las enseñanzas que le ha dado la vida durante este tiempo. Ahora y antes de retomar la vuelta al trabajo y a los estudios, Anna e Iván han elegido un lujoso hotel, de cinco estrellas, en primera línea de playa donde van a disfrutar de la isla pitiusa.

Se trata de un exclusivo hotel con 25 habitaciones y 37 suites, «la gran mayoría de las habitaciones tienen su propia terraza e impresionantes vistas al mar Mediterráneo. Todas ellas cuentan con una exclusiva cama e imprescindibles sábanas de lujo para soñar profundamente. Con una fusión de colores y la vitalidad del verano hippie, cada una de ellas traspasa la tradición y alumbra una mentalidad alternativa», citan desde la página web del lujoso hotel que se encuentra a tan solo 25 km del aeropuerto y a 15 km de la misma ciudad de Ibiza. El precio de la habitación ronda sobre los 400 euros la noche (la más barata) hasta 1.500 euros la habitación más cara la noche. Un lujoso hotel que no es apto para todos los bolsillos.

Anna Ferrer y su novio están compartiendo imágenes de cómo están siendo estas vacaciones tan especiales que están viviendo intensamente, disfrutando sobre todo de las instalaciones del hotel. Y es que de momento no les ha dado tiempo a mucho más, ya que viajaron este jueves a Ibiza desde el aeropuerto de El Prat en Barcelona. Os dejamos algunas imágenes de su primer día en la isla pitiusa.