La Reina ha comenzado la jornada junto al Rey con un acto no previsto en la agenda: la visita a la embajada de Estados Unidos en Madrid para firmar en el libro de condolencias tras la masacre perpetrada por un individuo en un local nocturno en Orlando. Como es lógico, un básico traje negro de chaqueta (de Hugo Boss, en este caso) era lo más adecuado.

Letizia

 

Después, tanto Felipe como Letizia tenían otros compromisos oficiales. El Rey se marchaba a El Escorial y la Reina a la presentación de la plataforma de contenidos accesibles en televisión de Telefónica, acto que ha tenido lugar en la sede central de la compañía, en Las Tablas. Como ella apenas disponía de tiempo para cambiarse y llegar a su hora a la cita, ha optado por una solución fácil y rápida: se ha quitado la chaqueta y se ha puesto otro top.

Letizia

En concreto, uno nuevo de Hugo Boss: el modelo Cherri, blanco de cuello redondo y manga corta, con dos pinzas delanteras y ajustado en la cintura, con vivos de cuero en negro y un ligero peplum inferior.

blusa hugo boss

Del resto del conjunto lo ha conservado todo. Los pantalones rectos del traje, por supuesto, la cartera de Reliquiae (el nuevo nombre de la antes firma conocida como Cucareliquia) y los salones de Magrit.

letizia

 

letizia

Aunque para ser exactos debería decir CASI todo. Pequeño detalle, pero importante. ¡Se ha cambiado los pendientes! En la embajada estadounidense ha lucido sus estrellitas de Chanel, mientras que en Telefónica ha preferido los grandes pendientes de piedra de luna de Tous.

Esta pequeña novedad le ha brindado un cierto plus de carácter a un conjunto bastante sobrio, aportando un toque de luz y sofisticación. Así que ha terminado con un clásico black&white. ¿Cómo os parece que ha conseguido solventar esta mañana tan dual?

¡Hasta mañana a todos!

letizia
El pelo ondulado le queda especialmente bien últimamente.