Anabel Pantoja ha revelado cómo se encuentra su tía a raíz del conflicto con Kiko Rivera. Haber perdido la relación con su hijo la tiene destrozada.


Después de tres semanas de guerra abierta con su hija, Isabel Pantoja está destrozada. Literalmente «está rota». Así lo ha señalado su sobrina Anabel en ‘Sálvame’, donde ha recordado lo difícil que se le hace estar en medio de esta cruda disputa familiar entre dos de las personas a las que más quiere.

«Kiko está muy mal»

La colaboradora lo está pasando muy mal desde que su primo decidiera emprender una lucha contra la mujer que le dio la vida. «Estoy en medio de dos personas a las cuales adoro y no quiero que sufran ninguna. Hace dos semanas dije ‘esto es peligroso’. No entiendo nada, no entiendo por qué pasa lo que está pasando. Como sobrina y como prima todo esto me da mucha pena y mucha tristeza… Yo estoy de las dos partes. Estoy con él y con mi tía», ha señalado este viernes. Hasta la fecha ha sido testigo de las durísimas acusaciones del Dj contra su madre, pero no piensa decantarse a favor de uno u otro. «No me voy a posicionar. No me voy a mojar porque no es mi guerra. Estoy con las dos partes. Sé que Kiko está muy mal. Estoy preocupara porque Kiko es una persona que es inocente».

No solo ella lo está pasando mal. Su tía atraviesa sus horas más bajas. «Mi tía está rota por lo que ha pasado con su hijo. Está rota por ver dónde se ha llegado con todo esto» y ver que se ha «perdido la relación» su hijo «y ahora mismo no hay comunicación», recalcaba.

Redes sociales

Para Anabel, el especial «Cantora: la herencia envenenada’, donde Kiko se sentará en directo en un plató de televisión, no ayudará a que las cosas se arreglen entre su primo y su tía. «¿Crees que tras el programa habrá marcha atrás», le preguntaba Carlota Corredera. «Después de hoy no creo», respondía la sevillana.

La presentadora tuvo oportunidad también de recordarle un reproche a su compañera después de que Anabel recordara que recordar viejas polémicas de Isabel, como la de Encarna Sánchez, era «sacar mierda». Así, le decía: “Tu tía tuvo la oportunidad de sembrar la paz y no lo hizo, no nos trasladéis a nosotros el camión de la basura, los personajes deciden lo que dicen y son responsables de sus actos, tu tía ha dicho que va a emprender acciones legales, no ha invitado a tu primo a Cantora. El programa no va a arreglar nada, va en contra de Isabel Pantoja”.

Finalmente, Anabel se rompía: «Me acuerdo de cosas que he vivido y me da mucha pena. Son una familia numerosa. Quiero mucho a Irene y me da mucha pena que esto se rompa. No quiero que esto vaya a más».