Toñi Moreno ha tenido que pasar por quirófano este lunes para tratar un problema en su rodilla. La presentadora de ‘Déjate querer’ ha aprovechado sus días de descanso para someterse a esta operación que ha sido un éxito. Ella misma ha contado en las redes sociales que ya está de vuelta a casa, e incluso ha contado cuál es su tratamiento para encontrarse mejor: los «besos sanadores» de su hija Lola.

En un vídeo que ha subido a sus redes sociales, la periodista luce relajada en su domicilio, donde comparte juegos y mimos con su pequeña. «¿Se cura?», balbucea su hija. Moreno le responde, cariñosa: «Pero si me das un beso en la cara se cura más». Las tiernas imágenes no han tardado en reaccionar. «Curado», dice Irma Soriano. Marisa Martín Blázquez, por su parte, comenta con emoticonos de corazones y mariposas. Sara Rubio, esposa de Roberto Leal, -que se encuentra de vacaciones en Maldivas con el presentador- se ha sumado a los ‘likes’.

Mediaset renueva la continuidad de ‘Déjate querer’, el programa de Toñi Moreno

A pesar de este contratiempo de salud, Toñi Moreno está atravesando un excelente momento, tanto a nivel personal como profesional. La andaluza acaba de cerrar la temporada de ‘Déjate querer’ con máximo histórico de audiencias gracias al reencuentro entre Anabel Pantoja y Omar Sánchez en el plató de su programa. Ante esto, Mediaset ha decidido premiar a la presentadora y ha renovado por una temporada más el espacio, producido por Bulldog TV. El formato se ha convertido en una de las nuevas bazas de la cadena.

toni-moreno-destacada
Redes sociales.

Cabe recordar que el último programa de ‘Déjate querer’ reunió a 1.555.000 espectadores que no se quisieron perder el emotivo encuentro entre Anabel Pantoja y Omar Sánchez. El cara a cara entre la sevillana y su aún marido conseguía un 21,2% de cuota, logrando así su máximo de temporada. El día de su estreno, la conductora recibió la visita de Nacho Palau y María del Monte, quien habló por primera vez en público de su orientación sexual durante la ceremonia de apertura del orgullo gay en Sevilla, donde ejerció de pregonera.

Sobre este tema se ha pronunciado la comunicadora, gran amiga de la cantante folclórica. «Yo sé lo que a ella le ha costado. A mí me costó tanto salir del armario porque ni siquiera me lo contaba»,  reconocía durante la ceremonia de entrega de los ‘Premios Diversa’. «Yo tengo la necesidad de que mi hija no pase por lo que tuve que pasar yo», ha explicado. Asimismo ha querido acercar su historia y reconocer lo que ella ha vivido: «Cuando a mí me gustaban las chicas del Instituto, pero yo me decía que eran muy buenas amigas mías. En el colegio las monjas me habían dicho que eso era pecado y eso lo tenía a hierro». Asimismo, ha dicho que desea que la sociedad cambie para que las nuevas generaciones no pasen por lo mismo que ella: «Yo quiero que mi hija no tenga esos problemas. Que viva sin plantearse a quién quiera o quién le gusta. Que viva con esa libertad. Por eso tenemos esa obligación… No ha sido fácil aceptarse, contarlo ni contárselo a una misma».