Toñi Moreno no puede más. La presentadora ha acudido a la ayuda psicológica vía online para que le ayuden a gestionar el confinamiento


Toñi Moreno se ha despedido de su canal de MTMAD pero sin cumplir el reto que se había fijado de perder peso y recuperar la silueta después de dar a luz a la pequeña Lola. Eso sí, no es un adiós. Es un hasta luego. «Vamos a volver, pero vamos a volver haciendo el reto bien. Nuestras prioridades han cambiado. Esto empezó como un blog personal donde yo me comprometía a recuperarme físicamente y lo que he conseguido en estos ocho capítulos es dejar de tener dolores. Volveremos y  lo haremos cien por cien», ha comenzado diciendo la presentadora de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ visiblemente muy emocionada.

Toñi está agotadísima por el aislamiento en casa

Toñi quiere poner punto y a parte en esta nueva etapa como madre. Desde el principio, la presentadora ha asegurado que esta situación le ha pillado grandísima y que pensaba que era mucho más fuerte de lo que realmente es. Toñi ha querido tomar la decisión de ponerse en contacto con su psicóloga para que le ayude a gestionar sus emociones y a afrontar esta etapa de confinamiento, que le ha pillado siendo mamá reciente y sin ninguna ayuda más.

De hecho, la presentadora de televisión ya anunció que estaba al borde del colapso porque además la pequeña Lola no le dejaba dormir porque cada tres horas tenía que despertarse para darle la comida al bebé. «Tengo un estrés que no me deja ni descansar», explicó. Ahora, tal y como os contábamos a continuación, ha hablado con su psicóloga: «Te llamo porque tengo la sensación de que terminan los días y no he hecho nada. Se me va un día detrás de otro», ha confesado una Toñi que parece muy vulnerable.

Ha pedido ayuda psicológica para gestionar la situación

«Estoy intentando compaginar este momento que tenemos de encierro, que es lo que llevo peor, con estoy escribiendo una serie», ha sorprendido Toñi que quiere preparar el guión de una serie para un futuro. El problema para la presentadora es que no ve la luz al final del túnel: «Es que no tengo un horizonte. Cada quince días el Gobierno nos dice que otros quince», ha confesado sobre su agobio.

A pesar de que la psicóloga ha asegurado que Toñi necesita tiempo para ella, sobre todo cuando la pequeña esté durmiendo y darse un baño o llamar con sus amigos. «Yo llamo a mi madre cuando está la niña despierta para que mi madre la vea. A mis hermanas igual, a mis amigas… tengo doscientos millones de chats, que siempre estoy enseñando a la niña», ha asegurado la presentadora de ‘Mujeres y hombres y Viceversa’ en estos momentos tan complicados para todos los españoles.