María Teresa Campos se mostró muy molesta cuando se hizo público el desencuentro entre Carmen Borrego y Alejandra Rubio y tomó cartas en el asunto.


María Teresa Campos días antes del estreno de ‘La Campos móvil’ habló seriamente con sus hijas. Era mucho el ruido mediático que estaba provocando el conflicto de Carmen Borrego y Alejandra Rubio y ella no estaba dispuesta a que este cisma familiar enturbiara su retorno televisivo. Por ello, les rogó que terminaran con ello, aceran posturas y olvidaran su desencuentro. La presentadora estaba muy disgustada con que se hubiera hecho público, pues llevaba mucho tiempo esperando este momento. Poco después ambas se reencontraron en una terraza y firmaron la paz, dejando así tranquila a la matriarca del clan Campos. Desvelaron pocos detalles de su reconciliación y, por el momento, ambas han cambiado su actitud en los medios de comunicación.

María Teresa Campos
Telecinco

No quieren avivar polémicas y, prueba de ello, que Alejandra haya hecho caso a su abuela y haya tomado una drástica decisión. La joven no quiere hacer daño a su abuela, prefiere no hablar más de la cuenta y así lo demuestran las declaraciones que acaba de dar. La hija de Terelu Campos, de hecho, resta importancia a lo sucedido con Carmen: «Lo aclaramos el otro día y todo genial. Al final estas cosas pasan, se arreglan y no tiene más importancia». Un comportamiento que nada tiene que ver con el que mostró cuando ella misma desveló que no existía relación con su tía. Destaparlo no sentó bien a su entorno, especialmente a María Teresa que no tuvo reparo alguno en expresar a los suyos su enfado.

Esta tensión ha llevado a ambas a que apuesten por la discreción y prefieran no airear algunos problemas familiares, ya que saben las consecuencias a las que se pueden atener. Apuestan por estar más calmadas en la pequeña pantalla, no dar demasiados datos sobre situaciones privadas y pensar lo que dicen más de dos veces. Este giro puede traerle, según su círculo, más alegrías que tristezas y es que con él podría apartarse de las polémicas. «Le ha dado un toque a sus hijas y a su nieta. Les ha pedido que no aviven todo esto porque esto puede salpicarla. Quiere volver en paz y sin polémicas», comentó a SEMANA una fuente cercana a la familia Campos. Tras mucho esfuerzo, la malagueña no quiere que su estreno se vea enturbiado, tampoco que en su vuelta solo se hable de sus relaciones familiares.

Montaje SEMANA

Aunque Terelu sí que señaló en un plató el dolor que le producía este cisma familiar, se quiso desmarcar de la guerra entre su hermana y su hija. «No me quiero meter, sé que en alguna ocasión Alejandra me había manifestado algo que había ocurrido o cómo se había sentido pero tan radical como lo hizo no», apuntó la hija de María Teresa. Ya con todo solucionado, las Campos prefieren que todo esto quede en una anécdota del pasado.