Dentro de pocas horas se estrena una nueva entrega de ‘Montealto‘. En el nuevo programa protagonizado por Rocío Carrasco se podrá ver ‘Los papeles de la Rota’, un documental en el que se ofrecerán todas las declaraciones que se hicieron durante el proceso de nulidad del matrimonio entre la hija mayor de Rocío Jurado y Antonio David Flores. En ‘Lemon tea’ hemos podido ver un avance de lo que se va a ofrecer.

«Hace solo cinco días Rocío Carrasco encontró 48 folios que recogen las declaraciones literales de Rocío Jurado, Ortega Cano, Gloria Mohedano, José Antonio Rodríguez y Juan de la Rosa en el proceso de nulidad eclesiástica del matrimonio entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores», dice el avance de este nuevo especial. Pero, ¿qué declaró cada uno de ellos? La audiencia de Telecinco está deseando conocer todos los detalles. Lo que ya se sabe es que, a excepción de la Jurado y Juan de la Rosa, secretario de la cantante y casi un segundo padre para Rociíto, -fue el mayor confidente y escudero de la artista-, el resto de personas implicadas han mentido.

El resto de los implicados, José Ortega Cano, Gloria Mohedano y José Antonio Rodríguez dieron versiones muy diferentes cada vez que dejaron constancia de su testimonio. «48 folios que se creían perdidos y que ahora cobran especial interés porque, salvo Rocío Jurado y Juan de la Rosa, todos los demás han ido cambiando su versión sobre los mismos hechos hasta en cuatro ocasiones«, destacan en el adelanto del espacio.

Rocío Carrasco Antonio David Flores (1)
Telecinco

Rocío Carrasco consiguió la nulidad de su unión eclesiástica con el padre de sus dos hijos en abril de 2007. Un año antes, el 1 de junio de 2006, había fallecido la cantante tras perder su batalla contra el cáncer de páncreas que padecía. El Tribunal de la Rota accedió a sus peticiones y declaró la nulidad del matrimonio por tratarse de un «caso claro de inmadurez», según confirmaron entonces fuentes eclesiásticas a ‘Vida Nueva’.

Antonio David y Rocío Carrasco alegó haberse casado demasiado joven en su solicitud de nulidad

La sentencia aplicaba el canon 1.095 del Código de Derecho Canónico, que en el Capítulo IV sobre el consentimiento matrimonial puntualiza que son incapaces contraer matrimonio «quienes carecen de suficiente uso de razón, quienes tienen un grave defecto de discreción de juicio acerca de los derechos y deberes esenciales del matrimonio; y quienes no pueden asumir las obligaciones esenciales del matrimonio por causas psíquicas».

El citado epígrafe es en más empleado por la Iglesia en la mayoría de sentencias de nulidad, ya que muchos de los matrimonios que solicitan la nulidad de su unión por la iglesia a las autoridades eclesiásticas apelan a la juventud o inmadurez de alguno de los cónyugues en el momento de la unión. En este caso, Rocío Carrasco y Antonio David Flores se dieron el ‘sí quiero’ a una edad muy temprana: ella tenía 18 años y Antonio David, 20.