Las difíciles lacras psicológicas a las que Terelu Campos hace frente tras la doble mastectomía

Terelu Campos se sometió este sábado a una doble mastectomía. Una decisión difícil que consultó con diversos profesionales, además de su equipo de cirujanos de confianza del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. Finalmente, tras mucho meditarlo, se lanzó a eliminar su gran miedo de raíz: volver a sufrir un cáncer de mama. Ahora bien, este tan solo es un primer paso, quizá el más sencillo, porque ahora le queda por delante una recuperación física de la intervención y, la más importante si cabe, hacer frente a las durísimas consecuencias psicológicas que conlleva extirparse los senos.

[Leer más: María Teresa se rompe al hablar del estado de Terelu]

10Las consecuencias psicológicas inherente del cáncer

De por sí, Terelu Campos está herida en el alma. La colaboradora, como el resto de los enfermos que han hecho frente a esta dura enfermedad, arrastran tras su diagnóstico un sentimiento de fragilidad psicológica. Una percepción de ser víctima de las circunstancias, que tan solo se superan una vez ganada la batalla contra el cáncer y tras haber dejado a un lado la medicación.

9La temida “pastillita” de Terelu Campos

En el caso de Terelu, han sido 5 años tomando una “pastillita diaria”, que le provoca “fuertes dolores de huesos”. Era su peor temor, pero sabe que es lo único que le salva la vida y le protege ante la metástasis. Cuando creyó estar liberada, a los pocos meses se le detectó un segundo cáncer. La batalla volvía a comenzar.

8Con la mastectomía, los problemas se agravan

Las mujeres que han sufrido de cáncer de mama sienten esta comentada fragilidad psicológica de forma más traumática, dado que al ser sometidas a una mastectomía -unas por prescripción clínica y otras, como Terelu Campos, como medio de prevención a sufrir un nuevo cáncer-, sienten que ha sido mutilada parte de su feminidad, de su imagen corporal. Algo que sienten a pesar de que se recomponga el pecho estéticamente en la misma intervención para minimizar las secuelas psicológicas del proceso.

7La pérdida de un pecho es algo traumático

Tal y como explican los profesionales psicólogos que han enfocado su carrera en ayudar a víctimas del cáncer, la pérdida de un pecho por una mastectomía es algo traumático para la mayoría de las pacientes, dado que el pecho está relacionado directamente con el hecho de ser madre y con la feminidad. Por ello, explican, deben realizar un trabajo de integración psicológica a su nueva imagen, a su cuerpo, así como a la enfermedad que lo ha ocasionado.

6Las principales consecuencias de la mastectomía

Terelu Campos deberá apoyarse mucho en su familia, en sus amigos, en los profesionales médicos y, como ya adelantó su propia hermana, en la ayuda psicológica para superar este trance. La principal lacra cognitiva de la mastectomía es la idea de rechazo. No solo propia, al ser un proceso activo el hecho de tener que aceptar su nueva imagen, sino también social, al crecer en su interior la idea de rechazo, al considerar que ya no será atractiva al hombre o no podrá disfrutar con plenitud como compañera sexual. Estas ideas deberán afrontarlas con ayuda psicológica si no desaparecen o son recurrentes.

5En muchos casos, tras la operación puede presentarse una depresión

4Puede sufrir un cambio en su actitud hacia los demás

Este rechazo que puede sufrir Terelu Campos tras la doble mastectomía, al igual que cualquier mujer, puede conllevar a un cambio de actitud. Uno de los riesgos es que se vuelva más regresiva con su familia, recluyéndose en ella misma y en sus problemas.

3La familia Campos, un punto a su favor

Por fortuna, Terelu lo tiene fácil en este punto, dado que para hacer frente a esta futurible situación, los psicólogos ponen su atención en el ámbito social y afectivo de la paciente, haciendo partícipes a la familia en este proceso para que le den todo su apoyo y afecto. En este punto, Terelu no podría tener mayor suerte, al contar con su hermana, su madre, su hija y una horda de amigos a su disposición.

2En los peores de los casos…

En casos más extremos, en los que las pacientes de mastectomía no logran asimilar el duro trance por el que han pasado, pueden mostrar consecuencias psicológicas más preocupantes, que requieren de un control cercano por parte del psicólogo. Según la OMS, en un 25% de los casos pueden aparecer ideas de suicidio, aunque en realidad jamás se lleven a cabo. También, un 15% de los casos acuden a profesionales psicólogos para que les ayuden a solventar los problemas emocionales derivados de la mastectomía.

1Cómo afecta la mastectomía al sexo

En la misma línea de lo expuesto anteriormente y según datos oficiales, un 75% de las mujeres que han pasado por la complicada situación de una mastectomía no experimentan cambios en cuanto a la satisfacción sexual en sus relaciones. Ahora bien, el 25% de los casos sí que sucede, al no sentirse tan atractivas, más vulnerables o frágiles. Unas ideas en las que el trabajo con profesionales psicólogos puede ayudar a que desaparezcan y recobrar así la normalidad en sus relaciones sexuales. Es habitual que el marido también participe en estas sesiones.