Terelu Campos ha cargado contra ‘sálvame’ al defenderse de las falsedades que han contado sobre ella y que tanto daño ha hecho a su imagen pública


Terelu Campos está que trina y es que en los últimos días la atención mediática se ha situado sobre su familia y, como viene siendo habitual, siempre viene acompañado con polémica. Más allá de la ruptura de su hija, Alejandra Rubio, de su novio, Álvaro Lobo, la guerra intermitente de su hermana, Carmen Borrego, con Kiko Hernández y otros compañeros de cadena, o la forma en la que “están utilizando” a su madre, María Teresa Campos, está saturando a la propia Terelu Campos. Sin embargo, ella tiene que hacer frente a sus propias controversias y así hizo en la tarde de este domingo cuando conectaba a través de una llamada de teléfono con ‘Viva la Vida’, este verano presentado por Toñi Moreno.

Terelu Campos está en Málaga disfrutando de unas merecidas vacaciones, haciendo planes con amigos y familia que le lleva a recorrer los locales de moda de la ciudad. Sin embargo, lo que hace en estos chiringuitos ha despertado suspicacias y críticas entre sus seguidores. Así sucedió cuando salió de fiesta y cantó y bailó en el interior de un local sin mascarilla, lo que se tradujo en muchos reproches, pero lo que más cola está generando es el supuesto mal gesto de la colaboradora de televisión a la hora de llegar a otro establecimiento y provocar que se le expulse a otros clientes para así tomar ella asiento sin esperar su turno. Una acusación que Terelu Campos ha querido hacer frente sin reparo alguno, negando tajantemente que esto sea cierto y culpando a sus compañeros -algunos de ellos amigos- por alimentar unos rumores falsos respaldados por el anonimato y que tanto daño ha hecho a su imagen pública.

Vídeo: Instagram

El disfrute que Terelu Campos ha emplazado en sus vacaciones en su tierra natal se ha visto enturbiado por el testimonio de una persona que asegura haber sido testigo de un gesto mu7y feo por su parte. Dice que la colaboradora echó a unos clientes de un chiringuito que frecuenta con asiduidad para tomar ella su asiento favorito. Algo que sucedió supuestamente a ojos del resto de clientela del local, que se escandalizó al ver el supuesto trato de favor y la presunta actitud altiva de la hija de la afamada presentadora. Un suceso que, según ha querido dejar bien claro Terelu Campos, es “absolutamente falso”.

“Qué poca vergüenza tienen algunas personas escudadas en el anonimato. Evidentemente es absolutamente falso. Llevo yendo a ese local años porque me gusta estar allí, tomarme una copita con unos amigos después de cenar”, mantiene Terelu Campos en su llamada telefónica al programa en el que colabora dispuesta a contar toda la verdad, después de que una persona que no quiso desvelar su identidad le acusase de un desafortunado gesto.