"No hay una ruptura absoluta, pero no voy a obviar la realidad. Las cosas no son como hace año y pico", ha asegurado la colaboradora.


Tras muchos tiras y aflojas familiares, ahora la relación entre Terelu Campos y Carmen Borrego está en el punto de mira. Las hijas de María Teresa Campos están viviendo un verano de distanciamiento, pero… ¿Dónde radica el conflicto?, ¿Qué ha pasado entre las hermanas? Terelu ha dado todos los detalles.

Telecinco

«Está claro que las cosas están más frías entre nosotras. Mi hermana es mi hermana por encima de todo. Es algo que quiero dejar claro desde el principio, pero somos extremadamente diferentes», ha comenzado asegurando Terelu en ‘Viva el verano’ -la versión nocturna de ‘Viva la vida’ presentada por Toñi Moreno-. La colaboradora explicaba que todo surge a partir de la exposición mediática de la familia. También añadía que los rifirrafes que ha mantenido en los últimos meses su hija, Alejandra Rubio, y su hermana han afectado al seno familiar.

«Hay cosas que las dos han hecho que a mí no me han gustado que es sacar el conflicto en un programa de televisión. Ahí radica la raíz del conflicto. No hay una fluidez como había antes. No sé muy bien por qué, igual es porque nos vamos calentando. Está claro que ha habido cosas que a mí me han dolido, como gestos que ha tenido Carmen con Alejandra que no me han gustado». 

«No hay ruptura absoluta»

Terelu ha dejado claro que existe un importante distanciamiento: «No hay una ruptura absoluta, pero no voy a obviar la realidad. Las cosas no son como hace año y pico. No sé hace cuánto tiempo vamos a cenar…». En los últimos meses las hermanas han visto cómo su relación se ha deteriorado: «Sí que es cierto que no nos vemos de la forma habitual. Esto que ha pasado me ha entristecido mucho, y la tristeza siempre me causa dolor».

Telecinco

Por su parte, Carmen Borrego ha reconocido que lo había pasado mal, en concreto con los enfrentamientos que ha mantenido en televisión con Alejandra Rubio. «Yo nunca he ido en contra de mi sobrina». También recordaba que la falta de comunicación estaba haciendo mella en el clan Campos. «Una de las peores cosas que nos ocurre es que ante este tipo de cosas es que tengamos una falta de comunicación. Muchas veces pensamos dejar pasar el tiempo a ver si se tranquilizan las aguas. A mí me da pena lo que está pasando. Creo que no es un problema familiar grave. Simplemente son disparidad de ver las cosas». 

Añadía que echa de menos mantener una relación más estrecha con Terelu, también que la pandemia las había separado. «Han surgido estos pequeños problemas pero ha sido un distanciamiento físico no ha sido un distanciamiento con mi hermana. Yo solo tengo que levantar el teléfono, siempre sé cómo está mi hermana y dónde».