«Acabé pensando que no era nadie», ha recordado la presentadora al hablar de un exnovio que cometió «un abuso psíquico muy grave» contra ella.


El documental de Rocío Carrasco y los duros testimonios que ha ofrecido sobre los supuestos malos tratos que recibió por parte de Antonio David Flores y de su hija Rocío Flores sigue provocando reacciones en cadena. Este jueves, otro rostro conocido se ha pronunciado sobre el testimonio de la hija de Rocío Jurado. En esta ocasión ha sido Tania Llasera la que ha compartido su opinión sobre lo que cuenta la madrileña en ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. 

Al igual que otros tantos millones de espectadores, la presentadora no se ha perdido ni un solo episodio del programa. Y es que lo que relata ante las cámaras de Telecinco no le es del todo ajeno, ya que ella fue víctima de maltrato. «Lo estoy viendo y me la creo. Lo que está contando es imposible inventárselo», ha dicho. «Él (Antonio David) tendrá su verdad también y no se puede ser objetivo al 100%, pero es importante que se hablen estos temas».

Para Llasera, escuchar las palabras de Rocío Carrasco rememorando los momentos más difíciles de su relación con el padre de su ex le ha recordado el día que ella sufrió abusos por parte de un novio. Tenía entonces 18 años «y estaba recién salida de casa, en la universidad. Era un novio extranjero», ha revelado.

«Era un abuso psíquico muy grave»

En su momento no tardó en compartir lo que le sucedía a sus seres queridos: «Como soy muy bocazas y mi entorno lo sabía». Sí le costó, en cambio, interpretar que la manera en la que la trataba su expareja era propia de un maltratador psicológico. «No supe en ese momento lo que me estaba pasando. Pero ahora veo perfectamente que era un abuso psíquico y muy grave. Y yo acabé pensando que no era nadie, arrinconada anímicamente. Recuerdo que toqué fondo y pensé: ‘Esto no me vuelve a pasar’. No se pierda el vídeo para escuchar las palabras de Tania Llasera explicando su experiencia:

Telecinco

A raíz de la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco, «mucha gente me ha escrito a mí, que no soy nadie, para contarme sus casos», ha confesado Tania Llasera. Está convencida de que espacios televisivos como el de la madrileña pueden servir de ejemplo para quienes están pasando por situaciones similares. Cree que el documental es útil para dar «más cobertura a las situaciones que se dan con las relaciones tóxicas». La de Bilbao lamenta que en casos de malos tratos «los grandes damnificados son los niños», con los que la sociedad debe tener especial consideración.