SEMANA ha hablado con Tamara Falcó y nos ha confesado como lleva el fallecimiento de su padre y cómo es su relación con Esther Doña


Tamara Falcó nunca deja indiferente a nadie. La hija de Isabel Preysler le ha cogido el gusto al mundo de la televisión y cada vez son más frecuentes sus apariciones en la pequeña pantalla. Algo con lo que la joven se encuentra encantada. La futura Marquesa de Griñón ha acudido como imagen de la nueva Maison Sisley en Madrid y ha sido allí, donde la hermana de Ana Boyer, ha hablado con SEMANA sobre su nueva etapa en la tele, la reacción de su madre al verla en “El hormiguero”, su relación con Esther Doña y cómo lleva la reciente pérdida de su padre, Carlos Falcó.

¿Cómo estás? ¿Qué tal está siendo el nuevo curso?Muy bien. La verdad es que estoy muy contenta y emocionada con todos los nuevos proyectos.

 

Te has convertido en un personaje muy televisivo
“¿Quién me lo iba a decir?” (se ríe). Lo de volver a la cocina ha sido un gusto y vamos a continuar. Nos han hecho una renovación más pequeña, pero bueno, súper contenta porque se supone que era un programa para el verano y ha ido muy bien. Allí acabas haciendo piña. Somos un grupo de 30 personas y para nosotros es un gusto.

Y tras tu debut en “El Hormiguero” ¿Cómo ha sido la experiencia como tertuliana?
“El Hormiguero” es tal subidón. La energía, la gente, todos esos posters de los famosos que han acudido, que te hacen sentir tan pequeñita… Encima, antes de pestañear ya ha terminado. Es pura adrenalina. Con mis compañeros he estado genial y Pablo es maravilloso. Al principio me echó unos cuantos capotes, cuando me quedaba un poquito paralizada.

Tu titular sobre los olores del metro ha tenido mucha repercusión…
Te voy a decir una cosa. No me arrepiento para nada. Creo que las autoridades deberían mirar lo de la ventilación del metro. Lo dije a propósito y lo mantengo.

¿Qué hay realmente tras la historia del supuesto convento al que te había llevado tu madre?
Es un poquito complicado de explicar y la verdad, es que yo tampoco me enteré muy bien. Pablo dijo algo que mi madre realmente no había dicho (que la había llevado a un convento, cuando quiso ser monja) y ella me mandó deberes para él. En un principio no quería, pero finalmente cedí porque Pablo tiene muy buen carácter.

¿Y qué te ha dicho tu madre tras ver el programa?
Me ha mandado algunas rectificaciones (Se ríe) Pablo ya me ha dicho que hay que crear mi propia sección con este tema. 

Ahora que vives una etapa muy televisiva, ¿qué te parece la incursión de Esther Doña en TVE?
No he podido verla, pero sé que está en “Las Mañanas de TVE”. No coincido con ella, porque estamos en platós diferentes.

Esther Doña

¿Habéis hablado?
La verdad que no mucho. Ella con Xandra habla y tal, pero conmigo no. Yo le tengo mucho respeto, porque era la esposa de mi padre, pero tampoco hay mucha comunicación. El vínculo que nos unía era mi padre y ya no está.