Tamara Falcó se ha convertido en una de las protagonistas indiscutibles de la semana. Hace apenas unos días, la marquesa de Griñón compartía una polémica imagen junto a Íñigo Onieva que desataba los rumores de embarazo. Teniendo en cuenta las ganas que siempre ha mostrado la hija de Isabel Preysler de convertirse en madre, todas las miradas fueron a parar a ella. Por ello, todo apuntaba a que Pablo Motos aprovecharía la ocasión para preguntarla sobre su supuesta futura maternidad durante su aparición en la tertulia de ‘El Hormiguero’.

Tamara Falcó reacciona a su foto con Íñigo Onieva en 'El Hormiguero'

Tamara Falcó reacciona a su foto con Íñigo Onieva en 'El Hormiguero'.

Antena 3

Tras darse un baño a tan solo cuatro grados junto a Steve Aoki, Pablo Motos ha tomado las riendas de la sección para dar paso a la que ha sido la imagen más destacada de los últimos días. En ella, Íñigo y Tamara aparecen acaramelados en un ascensor, probablemente sin llegar a imaginar la oleada de comentarios que generaría su pose. Unos rumores a los que Tamara Falcó ha respondido tajante: “Esto no era un escándalo. Lo que más me fastidia es que estoy en plena operación bikini y la gente me pregunta que si estoy embarazada. Eso sí que duele”, ha pronunciado entre risas y en un intento por quitar hierro al asunto. 

Tamara Falcó, firme en su deseo de convertirse en madre con Íñigo Onieva: "Nosotros encantadísimos si fuera verdad"

Para zanjar la polémica, la marquesa ha desmentido tajantemente que esté embarazada, aunque le encantaría no tener que hacerlo: “Nosotros encantadísimos si fuera verdad”, ha asegurado, para después justificarse: “El gesto es amoroso, ¿de qué otra forma te va a coger un chico en el ascensor?”, se ha preguntado, para después aclarar que “no es verdad” que esté esperando un bebé, y que de momento tendrán que esperar para dar la noticia, pues no se ha dado la situación.

Tamara Falcó y Cristina Pardo en 'El Hormiguero'

Tamara Falcó y Cristina Pardo en 'El Hormiguero'.

Antena 3

Con estas palabras, Tamara ha dejado claro que anhela convertirse en madre, y que aunque muchas personas también lo esperan por cualquier detalle que publica, todavía no lo será. Aun así, no pierde la esperanza en serlo de cara a un futuro no muy lejano. Aunque, como en otras ocasiones, ha asegurado estar felizmente casada junto a Íñigo, e intentar dejar de pensar tanto en la maternidad.

Anabel Pantoja en una foto de archivo.

También te interesará

Anabel Pantoja abre las puertas de su espectacular nueva casa, donde criará a su futuro hijo

El matrimonio continúa con un tratamiento de fertilidad para cumplir su deseo de ser padres

Desde que se dio el “sí, quiero” con Íñigo Onieva el pasado 8 de julio, entre los planes a corto plazo de Tamara Falcó ha estado el de convertirse en madre. La marquesa de Griñón ha tenido presente en todo momento que no se trata de una tarea fácil, sobre todo teniendo en cuenta que tiene 42 años y, por ende, su fertilidad es menor que anteriormente. Sin embargo, la hija de Isabel Preysler no ha querido dejar pasar la oportunidad de ponerse en manos de los mejores profesionales posibles para cumplir el sueño de experimentar la maternidad en primera persona. 

La imagen que ha desatado los rumores de embarazo de Tamara Falcó

También te interesará

Tamara Falcó reacciona ante los rumores de embarazo

 

Para conseguirlo, se adentraba de lleno en un tratamiento natural llamado Fertilitas. Se trata de un proceso que ayuda a mantener la salud reproductiva de la futura madre, además de proveer tratamientos que ayuden al sistema inmunológico. Una serie de objetivos para los que se ha tenido que llevar a cabo un registro ginecológico que estudia el comportamiento diario del ciclo de ovulación de la mujer. Solo de esta forma se puede saber si existen alteraciones y si hay alguna patología que afecta a su ciclo menstrual.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva en un ascensor

También te interesará

La foto de Tamara Falcó que desata los rumores de embarazo: "Vendrán dos hijos"

Para que todo salga según lo previsto, Íñigo Onieva también se ha tenido que someter a un estudio en el que se identifican los factores que podrían afectar a su fertilidad. A raíz de estos procesos, se procede a un plan terapéutico, e incluso a una técnica quirúrgica si es necesario. No obstante, se desconoce en qué punto del tratamiento se encuentran Tamara y su marido, aunque conseguir un bebé, sería un motivo de felicidad y el broche de oro perfecto para su matrimonio.

En estos meses de matrimonio, las alarmas sobre un posible embarazo de la marquesa no han dejado de suceder. Cada movimiento de Tamara se mira con lupa, por si está inmersa en la dulce espera de un bebé junto a su marido. Por ello, la imagen en la que Íñigo sujeta el vientre de su esposa con las dos manos mientras ella hace un símbolo de victoria, ha generado una gran expectación. De momento, todo apunta a que habrá que esperar más al esperado embarazo de la ganadora de ‘MasterChef Celebrity’, el cual será un motivo de felicidad tanto para los padres, como para sus seres queridos.