La joven se ha quedado totalmente atónita al percatarse de la jugada orquestada por su progenitora.


La niña de los ojos de Eugenia Martínez de Irujo se hace mayor. Tana Rivera ha soplado 22 velas y lo ha hecho arropada por familiares y amigos. «Sorpresa para mi ratón», ha señalado feliz la duquesa de Montoro. No han faltado a la cita Fernando Martínez de Irujo ni Narcís Rebollo, entre otros, todos ellos se congregaban en un local de moda de la capital, escenario de la celebración.

Instagram

La hija de la recordada duquesa de Alba nos ha hecho partícipes a través de las redes de algunos de los momentos más destacados de esta fiesta. Una celebración que ha organizado con mucho mimo. Tana Rivera, fruto del matrimonio de la aristócrata con Francisco Rivera, llegaba al lugar acompañada de dos amigas y desconocía por completo lo que le había preparado su madre. «¡Sorpresaaaa!», exclamaban los invitados, alrededor de 20. Todos ellos se habían acomodado en una zona de sofás a la espera del gran momento: la entrada estelar de la protagonista.

Instagram

Besos, abrazos y mucha diversión, han sido los ingredientes principales de esta jornada que nos deja a una pletórica Tana Rivera, totalmente atónita, al percatarse de la jugada orquestada por su progenitora. Por supuesto, la joven ha soplado las velas de una deliciosa tarta de cumpleaños. La música en directo ha sido clave y el tradicional ‘Cumpleaños feliz’ ha adoptado sones tribales al ritmo de los bongos.

Estilo sesentero para un día inolvidable

Eugenia Martínez de Irujo ha elegido para la ocasión un marcado ‘look’ sesentero compuesto por un vestido de manga larga con estampado geométrico y corte ‘midi’. Completaba su ‘outfit’ con unos botines con ‘glitter’ en la puntera. Además, bromeaba con que iba a «juego» con uno de sus restaurante favoritos que ofrece gastronomía japonesa de fusión. Estaba radiante, disfrutando de un día inolvidable, y arropada por su pareja, Narcís Rebollo. Desde que comenzaran su historia de amor en 2017 se han convertido en inseparables. Durante esta ocasión han hecho gala de su complicidad a través de algunas divertidas imágenes que ha publicado en su perfil de Instagram.

Instagram

Nuevamente la duquesa de Montoro ha sorprendido a su hija por su aniversario. También lo hizo el año pasado, pero las circunstancias que atravesaba el país, sumido en una nueva ola de la pandemia del coronavirus hizo que la fiesta fuese íntima. Una celebración muy distinta a la actual que, además, coincidió con un tiempo de importantes restricciones en la Comunidad de Madrid. Por tanto, tan solo se congregaron unas pocas amigas que cabían en los dedos de una mano. En aquella ocasión, sin grandes festejos, eligieron un céntrico local ubicado en el madrileño barrio de La Latina. «Eres lo mejor de mi vida Tana❤️ #siemprecontigo», le decía Eugenia a su hija.