La presentadora sigue demostrando su fortaleza en las redes. Allí ha mostrado un vídeo bailando con su hija Anna que revela su particular receta para combatir la tristeza.


Tras la reciente muerte de su marido, Antonio Juan Vidal, Paz Padilla está dispuesta a seguir adelante con su luto de la mejor manera que sabe: con sentido del humor. Así, ha compartido con sus seguidores de Instagram cuál es su particular receta para superar la pérdida del amor de su vida.

Paz comparte un vídeo bailando con su hija

 

«Bailar ayuda a quitar las penas @annafpadilla música de @paulalone_», escribe la andaluza en sus redes sociales. Sus imágenes moviendo las caderas en su casa resultan impactantes para muchos. La suya no es la imagen de una viuda al uso, desde luego. Fuera lágrimas. Fuera tristezas. Paz quiere seguir adelante. Y volver a sonreír, que es lo que ha hecho siempre. Lo dejó muy claro en su entrevista del pasado sábado en ‘Sábado Deluxe’. Cuando se sentó en el plató de Telecinco para revelar cómo había vivido la enfermedad de su marido, fallecido el pasado 18 de julio como consecuencia de un tumor cerebral, quiso transmitir un mensaje de superación. Porque cree firmemente que «la muerte forma parte de la vida» y hay que asumirla con naturalidad. Y continuar.

«Puedes elegir tener mucho sufrimiento o poco»

«No quería que nadie quedara indiferente. Quería que la gente viera lo que a mí me había ayudado, que la gente viera mis herramientas. Y si alguien está en la misma situación que yo poder decirle: ‘Tómalas, pero no le tengas miedo a la muerte», confesaba ayer en ‘Sálvame’ sobre su valiente entrevista en el ‘Deluxe’. «En este país se le da la espalda a la muerte. En mi casa se veló a mis abuelos, a mis tíos. Yo con 20 años amortajé a mi abuela. Llevé el ataúd de mi padreNo le doy la espalda a la muerte porque es lo que me hace crecer», añadía.

La gaditana no ha ocultado su tristeza tras la muerte de su gran amor, pero cree que por encima de todo hay que quedarse con los mejores recuerdos, con el amor que hemos recibido de los seres queridos. Se puede vivir una cosa tan triste, pero serena, sin angustia. En este país solemos vivir la el sufrimiento es algo que tú eliges. Puedes elegir tener mucho sufrimiento o poco. Cada uno elige la dosis», señalaba hace apenas unas horas a Jorge Javier Vázquez.

«Si he conseguido que una sola persona vea la muerte de un familiar cercano de una forma más serena yo he conseguido el objetivo que tenía esa noche», subrayaba. «Me ha llegado mucha gente, amigos famosos, gente de la profesión que yo no sabía que estaban enfermos, o cerca de un enfermo o que se les acaba de fallecer alguien. La gente que me mira por la calle me tiran un beso y me dicen ‘te quiero’. En cada mensaje noto que hay amor».

«No tengo miedo a caminar yo sola»

En su reciente conversación con Jorge Javier, la andaluza recalcaba la importancia de conocer cuál es la razón de nuestro existir. «Saber a qué hemos venido y para qué o a quién dejamos una marca. Nada se desperdicia en la naturaleza. Una hoja se reutiliza. Una gota de agua que cae se evapora». Desde que dio el último adiós a Antonio Juan, su principal motor para continuar es «sentirlo vivo dentro de mí». Porque su marido sigue vivo en su recuerdo: «Vive dentro de mí con el amor. Sabemos gestionar ciertas emociones. Pero qué mal entendemos la tristeza y el amor. Y el amor es lo que mueve el mundo». Ahora lo único que puede «tapar la ausencia de Antonio es el amor». La gente es muy generosa si tú le das amor. El amor es lo que mueve el mundo y lo que te hace mejor persona».

Paz, que se incorporará al trabajo el próximo miércoles, ha compartido con la audiencia y con sus seguidores una de las lecciones más importantes de su vida: «He aprendido en la vida que se puede estar acompañado, pero no tengo miedo a caminar yo sola. Tengo muy tranquila mi conciencia. Me gusta como soy, soy feliz. No tengo ningún exmuerto en el sótano. No le hago daño a nadie».