Sergio Ramos ya no tiene mucho hueco en su piel para tatuarse de nuevo, por lo que ha decidido convertirse en tatuador y recibir clases para dominar la técnica. Vea el vídeo con su primer tatuaje en prácticas


Sergio Ramos parece que ha tenido que encontrar una nueva fórmula para seguir disfrutando de una de sus grandes pasiones: el tatuaje. El futbolista tiene prácticamente todo su cuerpo decorado con tinta con dibujos y mensajes a sus seres queridos. Quizá por esa dificultad para encontrar un espacio libre en su piel para añadir un tatuaje nuevo, haya decidido ponerse al otro lado de la máquina y ser él quien tatúe a otros. Eso sí, aunque haya quien crea que es una tarea sencilla, debe tener unos conocimientos previos de vital importancia, pues no deja de ser una cuestión sanitaria, además de estética, y conocer el manejo de la herramienta y la técnica es de obligatorio respeto.

Vídeo: Instagram

Es por eso que Sergio Ramos ha querido contar con Roberto Gálvez, un gran amigo y su tatuador de confianza, como profesor. Por el momento, el futbolista debe comenzar a hacer sus primeros tatuajes utilizando como ‘víctima’ piel de cerdo o piel sintética, hasta que aprenda, bajo la inestimable ayuda de su amigo, cómo sujetar bien la máquina, qué fuerza debe ejercer sobre la piel para no dañarla y echar a perder el dibujo, qué potencia debe aplicar con la máquina y, lo más complicado, aprender lecciones básicas de dibujo, color y técnica. Una labor de formación de años que, a modo de hobby, ha comenzado a aprender Sergio Ramos con gran ilusión, como así ha mostrado a través de sus redes sociales con un vídeo de su primera inmersión en este importante mundillo. Vea el vídeo, que además está amenizado con una de las canciones de rock favoritas de Pilar Rubio.

Foto: Instagram