Según ha podido saber SEMANA, Raquel Mosquera ha puesto a la venta la casa que posee en Galapagar, un amplio chalet de 370 metros cuadrados.


Raquel Mosquera sufrió un brote psicótico en plena emisión del documental de Rocío Carrasco por el que tuvo que ser ingresada. Semanas después de su hospitalización recibió el alta, un tiempo que le ha servido, además de para recuperarse, para tomar decisiones. Según ha podido saber SEMANA en exclusiva, la que fuera esposa de Pedro Carrasco ha puesto a la venta la casa que posee en la localidad madrileña de Galapagar por 500.000 euros. Esta vivienda se trata de un chalet independiente de 370 metros cuadrados, está ubicado en una parcela de 750 metros cuadrados y se caracteriza por tener seguridad, sin embargo, la peluquera desea deshacerse de él. En el interior de nuestra revista encontrarás las imágenes del interior, los motivos que le han llevado a venderla y si ha recibido visitas desde que está en el mercado.

Instagram

A pesar de que Raquel Mosquera puso en venta esta propiedad en el año 2009, finalmente se echó atrás y siguió viviendo en ella. Ahora, doce años más tarde, la estilista apuesta por hacer cambios en su vida y ha empezado por vender la casa en la que ha formado un hogar. Quiere cambiar de domicilio junto a su familia, eso sí, todavía es una incógnita cuándo lo hará y por cuánto conseguirá hacer la transacción. Para Raquel los últimos meses no han sido fáciles y, aunque en esta residencia ha vivido buenos momentos, lo cierto es que podrá empezar una vida nueva junto a su pareja y sus hijos en otro enclave. Por el momento, ella sigue centrada en su trabajo, tal y como anuncia en sus redes sociales, donde presume de peinados a sus clientes, lo que se convierte en su mejor promoción.

La pandemia para ella ha sido especialmente dura, al igual que para su marido, quien tiene un bar a las afueras de Madrid. Ambos tuvieron que cerrar sus respectivos negocios durante el confinamiento, lo que paró en seco sus ingresos, aunque poco a poco intentan volver a la normalidad. Eso sí, hay un escollo en el camino para Raquel: su situación financiera. Mientras Mosquera intenta reflotar su peluquería con la ilusión que siempre la ha acompañado, desde hace tiempo no es todo lo rentable que debería. Fue hace tan solo unas semanas cuando se reincorporó al trabajo, una buena noticia sobre la que sí se pronunció. «Estoy bien, me encuentro bien, muy fuerte y con mucha ilusión. Deciros que vuelvo a ser, la Raquel de siempre. Guerrera y con buen corazón», dijo a finales del mes de abril.

© SEMANA.

Además de esta exclusiva, en SEMANA te mostramos también en exclusiva a Rocío Flores y su hermano David dando sus primeros pasos tras el documental de su madre y acudiendo a un notario para proteger su futuro y el nuevo ingreso de María José Campanario.