El hijo de Rocío Jurado y Ortega Cano acaba de recibir la peor de las noticias, ya que una resolución judicial le obliga a permanecer un año más en el psiquiátrico en el que lleva ingresado cuatro años.


Malas noticias para José Fernando. El hijo de Ortega Cano acaba de recibir el varapalo más inesperado. Y es que un juez retrasa su salida del psiquiátrico, tal y como publica SEMANA en exclusiva en el nuevo número de su revista. Aunque se esperaba que el joven saliera de este centro este verano, José Fernando tendrá que permanecer ingresado un año más. Desde este miércoles podrás ponerte al día de este y otros muchos temas de la actualidad de la crónica social.

El día de su salida estaba a punto de llegar. Era este mes de junio cuando José Fernando iba por fin a salir del psiquiátrico, donde lleva ingresado cuatro años. La decisión la ha tomado un juez después de que el joven se saltara la orden de alejamiento que tiene con su novia, Michu. 

En un principio, José Fernando iba a poder celebrar su 29 cumpleaños en familia y con amigos, pero la resolución judicial impide que pueda soplar las velas ya fuera de casa. Tendrá que permanecer un año más en el centro San Juan de Dios en Ciempozuelos, Madrid, donde lleva ingresado ya cuatro años.

José Fernando tendrá que permanecer un año más en el psiquiátrico

José Fernando
© Gtres.

En el interior de tu revista favorita de corazón podrás conocer todos los detalles de esta resolución y cómo se lo ha tomado el hijo de Rocío Jurado y Ortega Cano. Además, esta no ha sido la única mala noticia que ha recibido, ya que su fuerte carácter ha hecho que el centro toma la decisión de restringirle las llamadas con sus familiares. Esto le permitía estar en contacto con los suyos.

A pesar de estas noticias, su padre y su hermana, Gloria Camila, han sido dos de los principales apoyo de José Fernando durante estos años. De hecho, se han dejado ver con asiduidad por el centro para reunirse con él, aunque fuera tan solo por unas horas. La que también acude de vez en cuando es Michu, que quiere que su hija Rocío vea su padre.

Su padre se encuentra ingresado en el hospital

Esta mala noticia llega justo cuando su padre, Ortega Cano, ha tenido que someterse a una operación de corazón. El entorno más cercano del torero se ha mostrado muy preocupado por la última intervención de corazón a la que ha tenido que someterse el torero. Tras una prueba del corazón, concretamente un TAC, de la que recibieron un resultado negativo, este martes se ha tenido que operar de urgencia arropado por su mujer, Ana María Aldón, y sus hermanos, Paco y Conchi. Pero ya respiran más tranquilo después de que Ortega Cano tuviera que someterse a un cateterismoposteriormente cuál es su estado para así tomar decisiones futuras. Este miércoles podrá recibir el alta.