En SEMANA, hablamos del enorme coraje que Mila Ximénez está teniendo desde que hace un año le diagnosticaran cáncer de pulmón.


Desde hace casi una semana la casa de Mila Ximénez tiene a prensa en las puertas de su casa. Son muchos los que permanecen pendientes de su delicado estado de salud, en especial, su familia, quien no se separa de ella y quien le da palabras de aliento en su momento más duro. Fue el pasado 11 de junio cuando la colaboradora abandonó la clínica de La Luz tras unos días ingresada, imágenes que vieron la luz en SEMANA y donde se pudo apreciar que estaba débil. Poco después recibió la visita de su hija, Alba Santana, que cogió un vuelo desde Ámsterdam para volcarse en su madre y estar a su lado. A pesar de que en todo momento ha tratado de mostrarse fuerte, la tensión de estos días le ha pasado factura y ha sido inevitable derrumbarse. En SEMANA, te contamos cómo su círculo más íntimo ha parado su vida en seco y se ha instalado en su casa para cuidarla.

© SEMANA.

Aunque apenas han querido hacer declaraciones, la familia de Mila vuelve a demostrarla que es su bastón más férreo y que estará junto a ella pase lo que pase. Este año de lucha contra el cáncer ha ido duro para todos, pero sobre todo para Mila, que una vez más ha afrontado este revés de la vida con una gran entereza. Su coraje es impresionante y prueba de ello los últimos doce meses en los que ha peleado con ahínco. Fue el 16 de junio del pasado año cuando la colaboradora se sinceró con la audiencia para explicar que se enfrentaba a la batalla más difícil de su vida. Tocaba luchar contra un cáncer de pulmón, pero lo hacía rodeada de manos que no la soltaban y que no pensaban abandonarla en este combate. «Tengo un cáncer. Me lo van a tratar, vamos a hacer quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia. Estoy jodida, asustada y tengo ganas de contarlo. Me dicen que vamos a conseguirlo, aunque me han dicho que es difícil», dijo. 

Mila Ximénez
Redes sociales

Su confesión cayó como un jarro de agua fría en la audiencia, siendo muchos los mensajes de cariño y ánimo que ha recibido también durante estos días. Entre ellos de Christian Gálvez o Ágatha Ruiz de la Prada, que han desvelado tener muy presente a la periodista, dadas sus circunstancias. Mientras tanto la han seguido visitando en su vivienda algunos amigos y es que Mila Ximénez es muy querida en televisión y, además, se ha convertido en un ejemplo de lucha para muchos. También para sus hermanos, que padecieron la misma enfermedad y que siempre han sido un chute de ánimo para ella. «Menos mal que siempre estáis ahí para recogerme», dijo Mila Ximénez hace algún tiempo en sus redes junto a una emotiva foto de los cuatro.