Carmen Borrego está en Málaga disfrutando de unos días de descanso. No ha coincidido con su hermana Terelu y es que se han turnado para no forzar la situación que las mantiene enfrentadas, pese a sus constantes intentos de limar asperezas sin demasiado éxito


Carmen Borrego descansa en Málaga, aunque quizá no logre desconcertar como le habría gustado o como lo hacía años anteriores cuando las polémicas no amenazaban con arruinarle las vacaciones. La hija de María Teresa Campos ha hecho las maletas para refugiar sus días de asueto en la costa malagueña un año más, como así muestran las imágenes a las que ha tenido acceso la revista SEMANA y que te muestran en un amplio reportaje en su nuevo número, que a partir de este miércoles puedes encontrar en tu kiosco más cercano. Una amplia colección de fotografías en las que se muestra la relajante jornada playera de Carmen Borrego, que se ha ido de vacaciones junto a su marido, José Carlos Bernal, y su hija Carmen, fruto de su matrimonio anterior con Francisco Almoguera.

Como decíamos, estas no serán las mejores vacaciones para Carmen Borrego, a pesar de que ha vuelto a confiar su disfrute estival en Málaga, su ciudad natal y donde se siente como en casa. Pese a repetir sus planes predilectos cuando el calor aprieta, acudiendo a una playa cercana a su domicilio, esta vez lo hace alejada de su hermana, Terelu Campos, así como de su madre, María Teresa Campos, o su sobrina, Alejandra Rubio. La colaboradora de ‘Viva la vida’ mantiene un distanciamiento con su hermana fruto de su coincidencia en los platós de televisión y de su exposición mediática, la cual ha provocado ciertas suspicacias y rencillas entre ellas que tratan de limar, tanto en la intimidad como ante el público, pero que no llega a cuajar como ambas esperan. Aunque siguen profesándose el amor que se tienen, las diferencias que mantienen les hace alejarse cada vez más, especialmente en estas vacaciones.

Años anteriores era habitual ver a Carmen Borrego y Terelu Campos compartiendo ocio durante sus vacaciones en tierras malagueñas. Se citaban con familiares y amigos en sus locales de confianza, huían del calor estival en las playas cercanas a su domicilio y mostraban una imagen familiar que este año hemos echado en falta. En esta ocasión, las hermanas se han turnado para no coincidir en su residencia de Málaga, siendo Terelu la primera en escaparse y tomando ahora el relevo Carmen Borrego, como así muestra la revista SEMANA en las páginas interiores de su nuevo número en un amplio reportaje gráfico. También María Teresa Campos ha tenido el placer de desconectar del día a día en su domicilio malagueño, aunque esta vez con una escapada más cortas que años anteriores y con la firme intención de no hacer demasiado ruido para que los medios no fijasen en ella su atención. Un interés que se centra ahora especialmente en el conflicto que separa a sus hijas y en la que su nieta, Alejandra Rubio, también ha tenido un papel destacado.